Vida eco-friendly: sigue estos tips para tener un impacto positivo en el planeta

328

El Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado el 5 de junio, nos invita a cambiar nuestros hábitos y seguir un estilo de vida consciente fomentado por la filosofía eco-friendly.

LEE: “Sin popote está bien” la frase que no debemos dejar de decir.

Publicidad

Cada año, la celebración se organiza en torno a un tema con el fin de centrar toda la atención en este. Hoy, el protagonista es el plástico, acompañado del reto de reducir su consumo hasta en un 50% y eliminar por completo aquel de uso único.

Foto: Mason Jar

Usa contenedores de agua reutilizables

Una botella de plástico suele viajar miles de kilómetros antes de que la compres y, según Covestro, tarda más de 450 años en desaparecer. Además, varias investigaciones han demostrado que el agua embotellada está ligeramente contaminada. Como opción eco-friendly, carga siempre contigo un contenedor reutilizable, especialmente de acero o vidrio, pues son más fáciles de limpiar y no contaminan el agua.

 

Foto: Urban Outfitters

Usa bolsas de tela

Al igual que los popotes, las bolsas de plástico son usadas apenas unos minutos antes de terminar en la basura y, siendo plástico, tardan entre 15 y mil años en desaparecer. Para hacer frente a las 500 mil millones de bolsas de plástico, adopta la costumbre de llevar bolsas de tela cuando salgas de compras. Si la olvidas, en la mayoría de súpers puedes comprar una en caja por menos de $10.

Foto: Amazon

Elimina los popotes

Según Covestro, al año llegan 13 millones de toneladas de plástico al océano. Los objetos que se utilizan solo una vez, como los popotes, tienen un impacto negativo considerablemente mayor y acaban tapando las coladeras de las ciudades o amenazando a las especies del mar. Lo mejor es eliminar su uso por completo, pero si llegas a necesitar usar un popote, elige uno de acero, bambú o, en su defecto, papel.

Foto: Stradivarius

Evita los envases desechables

Covestro asegura que el uso de unicel en México es de 125 mil toneladas anuales, y es que la mayoría de restaurantes empacan en este la comida que envían a domicilio. Además, casi todo lo que compramos viene empacado en plástico. Ve a mercados de granel a comprar semillas, pastas y frutas y lleva tus propias bolsas de tela, y cuando compres ropa o zapatos, regresa las cajas y bolsas a la tienda para que puedan volverlas a utilizar.