Cómo compartir una mala noticia con tus seres queridos

609
Shutterstock
- Publicidad -

Compartir noticias fuertes o graves no es cosa fácil, de hecho, es tan complicado como recibirlas.

Y recuerdo muy bien cuando recibí la noticia de tener cáncer por segunda vez. Fue una experiencia muy dolorosa y fuerte. Nunca pensé en que volvería a enfermar y mucho menos en que mi vida iba a cambiar tanto a partir de ese momento.

Publicidad

Al principio salió mi “mujer maravilla” al rescate y antes de procesar, llorar o enojarme…decidí “actuar de inmediato”, o sea, organizar mi agenda, hablar al seguro, pensar en lo que tenía que cancelar, y empezar mi tratamiento lo antes posible.

Fue sólo al salir de cirugía que me di cuenta de lo importante que es compartir la noticia y apoyarse de la gente cercana. Es justo en los momentos más difíciles cuando necesitamos apoyo, ayuda y acompañamiento, y siempre antes, hay que compartir “la noticia”… y para eso hay que prepararnos.

Y en este caso no se trata sólo de dar una noticia grave sobre una enfermedad, hoy les compartiré los tres consejos más importantes para compartir cualquier noticia grave sobre nuestra vida: una enfermedad, una muerte, un divorcio o una separación, una pérdida…

Aquí algunos consejos que debes tomar en cuenta para organizar tus ideas, tus emociones y para que puedas compartir la noticia:

  1. Haz una lista de con quien quieres compartir la noticia

Recuerda que el apoyo de tus padres y tu pareja es esencial, pero también el de tus amigas más cercanas. Esas que son como tus hermanas y que casi casi te “leen el pensamiento”. No se trata de que sepan todas, pero sí aquellas en las que te puedes apoyar.

Después debes pensar en tus hijos, si es que eres mamá y en los demás familiares cercanos que juegan un papel importante en tu vida.

Según el tipo de noticia, siempre recomiendo que te alinees con tu pareja. Es muy importante que, si se trata de compartir algo con los hijos, ustedes estén de acuerdo y se muestren como un equipo para contenerlos.

Dar noticias a los hijos es todo un tema y requiere de mucha preparación y apoyo para hacerlo lo mejor posible.

  1. Escribe cuál es el objetivo de compartirla con cada persona en esa lista

Esto es importante pues cuando damos malas noticias, la gente a nuestro alrededor no sabe cómo reaccionar ni cómo apoyar, y lo mejor es simplemente decirle el porqué les estamos diciendo.

Puedes ser que les compartas la noticia porque necesitarás ayuda en ciertas actividades en tu casa. También puede ser que necesites te ayuden a arreglar algo o a investigar algo. O simplemente necesitas ser escuchada y que te acompañen a ciertos lugares, a hacer trámites o a encargarse de tus hijos mientras no estás. Puede ser también que necesites que te cubran en tu trabajo o que te den unos días para atender este asunto tan importante. Ser clara con el porqué es indispensable y te ayudará a identificar lo que necesitas de cada persona además de que los demás tendrán muy claro qué tipo de ayuda te pueden dar.

  1. Prepara tu conversación

Tal vez ante una situación en la que tú también estas sufriendo, resulta difícil pensar en esto, pero es muy importante cuidar la comunicación.

Para prepararte puedes buscar unos minutos para respirar y relajarte antes de platicarlo.

Piensa en las palabras que quieres usar para ser directa y clara, también piensa en las posibles reacciones que los demás tendrán. No esperes respuestas ni reacciones, a veces el silencio es lo más común y está bien. No tener expectativas es clave.

Puedes inclusive practicar tu mensaje para que te sientas cómoda y segura.

Busca el momento y el lugar ideal. Siempre es mejor dar malas noticias en persona, de frente y en un lugar cómodo, tranquilo y sentados. Puedes organizar una reunión familiar, o ver a cada uno por separado. En tu conversación deberás compartir cómo te sientes, qué piensas y qué necesitas de ellos.

Y si no estás lista porque es algo tuyo o no te sientes con la fuerza necesaria para hacerlo…se vale pedir ayuda y que alguien más te acompañe. Desde tu mamá, tu pareja o hasta tu amiga. Lo importante es hacerlo de la mejor manera para ti y para los demás.

Recuerda que no hay receta secreta para dar malas noticias ni una manera “ideal” para hacerlo, pero estos tres consejos seguramente te ayudarán a prepararte de la mejor manera posible y así avanzar en el camino de lo que viene con mucha más certeza de lo que necesitas y de la gente que está contigo.

Con cariño,

Valeria Benavides

Me encantará escucharte y recibir tus comentarios, escríbeme a valbenmujer@gmail.com

Sígueme en Facebook en mi página Valeria Benavides @valbenmujer, en mi canal de Youtube y en mi sitio http://www.valeriabenavides.mx/