Artistas se unen y cambian las letras de clásicos para bodas LGBT

Bob Dylan, Kesha, St Vincent y otros han cambiado las letras de los clásicos de boda para hacerlos gay friendly.

441
MGM
- Publicidad -

En el 2012, Macklemore & Ryan Lewis grabaron Same Love, y la comunidad homosexual -aunque también la heterosexual- enloqueció. Hoy, Universal love es el álbum destinado a convertirse el soundtrack en la historia de muchas parejas de la comunidad LGBT.

El disco se creó con la intención de dar a las parejas del mismo sexo una canción propia para su boda. Pues, de acuerdo con el diario estadounidense New York Times, entre el 20 y 30 por ciento de los enlaces celebrados en los hoteles de Las Vegas son entre parejas gay. De ahí que fuera la cadena de hoteles MGM International, en colaboración con la agencia de publicidad McCann y Sony Music, se convirtieran en el grupo que financiara el proyecto.

Publicidad

Artistas heterosexuales y homosexuales aceptaron participar en su grabación. Así, Kesha eligió I need a man to love de Janis Joplin y la re tituló I need a woman to love. Mientras Bob Dylan volvió a grabar She’s Funny That Way, de 1929, y cambió el pronombre para titularla He’s Funny That Way.

 

Además, Kesha ha conseguido el permiso para oficiar matrimonios y se ha encargado personalmente de celebrar la unión de dos parejas.

Se trata de seis canciones en total, entre las que aparecen, además, la voz de St. Vincent y Ben Gibbard (Death Cab for Cutie).