El primer atleta abiertamente gay que representa a EEUU en los Juegos Olímpicos de Invierno

4683
- Publicidad -

Apenas terminó la competencia masculina del Campeonato de patinaje artístico de los Estados Unidos, el presidente de esta disciplina, Sam Auxier, daba a conocer a los tres miembros del equipo olímpico para representar al país en Pyeongchang 2018, la justa que se celebrará a partir del próximo 9 de febrero en la ciudad surcoreana. Los representantes serán Nathan Chen, Vincent Zhou y Adam Rippon. Este último, hará historia al convertirse en el primer atleta estadounidense abiertamente gay en presentarse a la cita olímpica invernal.

El atleta de 28 años de edad, dio a conocer la noticia a través de su cuenta de Twitter. “Estoy tan emocionado de ir a mis primeras Olimpiadas en unas pocas semanas. Ser el primer hombre fuera del clÓset seleccionado para representar al País en los Juegos Olímpicos de Invierno es increíble.”

FOTO: Getty
Publicidad

“Rippon simplemente brilló”. Con este sencillo enunciado, el Washington Post calificó su actuación durante la competencia y agregó que junto a Brown, representan el lado más artístico del patinaje masculino. Comenzó a patinar a la edad de 10 años. En la temporada 2004-05, ganó la medalla de plata en el nivel de novatos en el Campeonato nacional de ese año. Desde entonces ha tenido una destacada participación en las diferentes competencias de la disciplina. Estas serán sus primeras olimpiadas, lo cual es atípico para un atleta de su edad, pues los patinadores, generalmente, debutan en el encuentro deportivo en la adolescencia.

“Tengo mucho respeto por esta oportunidad. Lo que hace a Estados Unidos grandioso es que todos somos muy diferentes. Es 2018 y ser un hombre abiertamente gay y un atleta, eso es parte de la cara de Estados Unidos ahora,” declaró Rippon quien salió del closet públicamente en 2015.

Foto: Getty

Ante el contexto de discriminación y los discursos de odio pronunciados desde la Casa Blanca, el atleta ha declarado que no visitará a Trump después de los juegos, sin embargo no pretende realizar protestas ni gestos durante su participación en PyeongChang.

La polémica cobra otras dimensiones cuando el encargado de acompañar a la delegación estadounidense a Corea del Sur es el vicepresidente Mike Pence, conocido por su postura conservadora ante los temas de la diversidad sexual y se le ha vinculado como promotor de terapias de conversión gay. Un ambiente distinto al que se vivió hace cuatro años durante la presidencia de Barack Obama, cuando Billie Jean King, Brian Boitano y Caitlin Cahow, atletas abiertamente homosexuales, integraron la delegación para las ceremonias de apertura y clausura de Sochi 2014.  Un pronunciamiento claro de la Casa Blanca ante las políticas discriminatorias encabezadas por el gobierno ruso.

Foto: Getty

Johnny Weir, también es un patinador norteamericano abiertamente homosecual, sin embargo nunca lo delcaro públicamente hasta después de su retiro. Así que Adam Rippon será el  primer representante de este país en presentarse a la cita olímpica fuera del closet. En Pyeongchang 2018, también podrían encontrarse el también patinador canadiense Eric Radford y el esquiador Eric Radford quienes esperan los anuncios oficiales. Ellos son abanderados de la visibilidad LGBT en el mundo deportivo.

Según el portal de noticias especializado en atletas y eventos LGBTTTI, de los cerca de 2,900 atletas de 88 países que se presentaron a la cita olímpica de invierno de Sochi 2014, sólo siete de ellos, eran abiertamente miembros de la diversidad sexual. Todas ellas mujeres y ninguna de ellas Norteamericana. Por lo cual la presencia de Rippon en la justa, marca un importante precedente para la visibilidad en terrenos que suelen ser hostiles al respecto como el deporte.  

Rippon, junto al dos veces campeón nacional Nathan Chen y al campeón mundial juvenil de 2017 Vincent Zhou, la representación estadounidense, no solo para la justa olímpica, la triada también será la encargada también de representar a Estados Unidos en el campeonato mundial de patinaje artístico que se celebrarán en Milán, Italia, apenas un mes después de concluidas las olimpiadas.