En 2018 Friends sería considerada una serie sexista y homofóbica

3556
Shutterstock
- Publicidad -

La llegada de Friends a Netflix fue una de las mejores noticias que los fanáticos de la serie pudieron recibir pues significó la oportunidad de volver a ver (una y otra vez) cada capítulo de las 10 temporadas del show. Sin embargo, para los millennials que no tenían una relación previa con la historia, no ha resultado tan placentera pues han encontrado en más de una de sus narrativas actitudes sexistas, homofóbicas y transfóbicas según reporta The Independent.

El primer punto de vulnerabilidad hacia la comunidad LGBT que han señalado es la paranoia de Chandler a ser percibido como un hombre gay, así como sus constantes bromas malintencionadas hacia el travestismo de su padre.

Publicidad

Aunque en su tiempo se aplaudió la inclusión de una pareja del mismo sexo en el programa, hoy, la reacción y los comentarios de Ross hacia la relación de Susan y Carol son considerados homofóbicos y es quizás este personaje el que más incurrido en actitudes sexistas. ¿Recuerdan aquella escena en la que arrebata a su hijo la Barbie con la que está jugando para cambiarla por una figura de acción de G.I. Joe?

Los usuarios en redes sociales también condenan su incomodidad con que Emma tenga un ‘nanny‘ hombre y la tensión escala aún más cuando Ross le pregunta si es gay.

De Rachel, las nuevas audiencias han juzgado como acoso el que haya contratado a Tag, aún sin tener las capacidades para el puesto, solo para poder salir con él y señalan que en 2018, eso sería visto como acoso sexual.

De Monica se ha criticado la relación con el amigo de su padre 20 años mayor a ella y se ha vuelto un tema aún más delicado para los millennials a la luz de los acontecimientos del caso Harvey Weinstein. Incluso han señalado que su historia podría pertenecer al hashtag #MeToo.

De Monica también se ha condenado la manera en la que sus amigos jamás le dejaron olvidar su pasado obeso y se ha acusado al clan de gordofobia.

Joey es el personaje que ha quedado peor librado, sobre él recaen decenas de acusaciones de machismo y sexismo. La única que se ha salvado de esta nueva crítica hacia la serie es la excéntrica Phoebe.