¿Sabías que existen 5 tipos de orgasmos femeninos? Te decimos cuáles son

8697
Foto: cortesía

De acuerdo con Walter Ghedin, médico sexólogo, el orgasmo femenino no es lineal como se ocurre con los hombres (deseo, excitación, meseta para terminar en el orgasmo); las mujeres responden a un modelo circular en el cual primero aparece la excitación (lubricación) y luego el deseo, que aumenta o disminuye según la cantidad de estímulos que reciba. Por ello, aunque muchas sientan “ganas” al comienzo de un encuentro, al final no logran llegar al clímax.

Esta desventaja biológica se ve compensada con la cantidad de zonas erógenas que posee el cuerpo femenino y que, con la estimulación correcta, pueden provocar un orgasmo. ¿Las conoces?

Publicidad

1. Clitoral

En un estudio realizado por la Universidad de Indiana de Estados Unidos, en colaboración con OMGYes, una plataforma interactiva en Internet, en el que participaron 1055 mujeres, dos tercios de las encuestadas respondieron que la estimulación directa al clítoris era la más excitante y, es que, este órgano cuenta con 8 mil terminaciones nerviosas que, a su vez estimulan a otras 15 mil del área pélvica.

2. Vaginal

Esta parte no produce por sí sola un orgasmo, para obtenerlo necesita de la presión y ciertos periodos de penetración que lleguen al clítoris y que estimulen las paredes internas vaginales.

Por esto, la mejor técnica por esta vía es explorar la parte frontal de la vagina con los dedos o probar posiciones que, durante el sexo, logren estar en contacto esta parte.

3. Pezones

La revista Science of Relationships publicó un estudio en donde se revelaba que la estimulación del pezón activa la misma región del cerebro que se enciende con la del clítoris, la vagina y el cuello uterino. Es decir, las mujeres procesan los estímulos genitales y del pezón de la misma manera. La clave para alcanzarlo a través de esta zona es aceptar que es posible y comenzar a explorar las caricias que allí generan placer.

4. Punto U

Se trata del área por la cual sale la orina y, aunque es difícil pensar que esta zona es capaz de causar tanto placer, la razón es que está casi completamente rodeada por el clítoris. Por lo tanto, al estimularla, el tejido que envuelve la abertura se llena de sangre, logrando que la mujer alcance el clímax.

5. Cervical 

Este tipo de orgasmo requiere del estímulo del cuello uterino y es conocido también como “orgasmo profundo”.