Experiencias majestuosas que solo puedes disfrutar en invierno

298

Aunque las pocas horas de Sol, las heladas temperaturas y las constantes nevadas podrían ser una incomodidad para pasar los días al aire libre, el invierno tiene una magia particular que enriquece los fríos paisajes y da un aire aventurero a cualquier actividad.

Las extremas condiciones del invierno lo vuelven ideal para disfrutar de experiencias únicas que puedes gozar apenas durante algunas semanas antes de desaparecer a la llegada de la cálida primavera.

Esquiar

Cortesía Daniel Frank
Publicidad

El que sea ya un clásico no le quita lo especial. El esquí es una actividad que reúne la adrenalina y destreza física con el disfrute de paisajes espectaculares, solo alcance de aquellos dispuestos a adentrarse en la montaña.

Ver renos en su hábitat natural

Cortesía Philip Swinburn

Alrededor del mundo existen áreas protegidas y parques nacionales en donde los renos viven en plena libertad. Estos son los espacios ideales para ver a distancia a las majestuosas creaturas que se han convertido en símbolos de la navidad.

Practicar senderismo en plena montaña

Cortesía Char Beck

Algo tiene la nieve que convierte a cualquier paisaje en una postal espectacular. Las típicas rutas de senderismo se convierten en caminos desconocidos, protagonizados por cascadas congeladas, ríos helados y trampas de nieve que han de esta actividad un verdadero desafío.

Dormir en un verdadero igloo

Cortesía Kühtai Igloo Village

Una experiencia completa en la nieve termina bajo ésta. El Khutai Igloo Village es un hotel completamente de hielo, cuyos cuartos y espacios compartidos están acondicionados para ofrecer una experiencia característica de la época.

Patinar en un lago congelado

Cortesía Sam Wheeler

El patinaje en hielo es un deporte que puede practicarse todo el año, pero se vuelve completamente majestuoso durante los meses de invierno, en lagos congelados bordeados por montes y pinos cubiertos de nieve.

Practicar deportes extremos

Ciclismo en las montañas nevadas, parachute o paracaidismo son algunos de los deportes extremos que harán entrar en calor al más aventurero. Además de la emoción y la adrenalina, estos deportes facilitan el acceso a zonas difíciles que gozan de escenarios completamente especiales y difíciles de ver de otra manera.