Las pistas de hielo más espectaculares alrededor mundo

408

El patinaje en hielo es una de las actividades favoritas para los meses fríos. En cuanto las temperaturas comienzan a viajar, locales y turistas se apresuran a disfrutar de estos escenarios helados, enfrentándose al frío con un rato de risas, competencia y una exquisita taza de chocolate.

Con vistas a los monumentos históricos de la ciudad, a los característicos rascacielos o a increíbles paisajes naturales, estás son las pistas de hielo más espectaculares.

Publicidad

Tower of London, Londres

A la sombra de una de las fortalezas más famosas de Londres, esta pista de hielo ofrece una experiencia histórica y como ninguna otra, Alrededor, pequeños puestos acordes a la época del Castillo ofrecen bebidas calientes y antojos dulces característicos de Inglaterra.

 

Canal Rideau, Ottawa

El canal de la ciudad se transforma en una pista natural de patinaje en cuyo recorrido visita los sitios emblemáticos de la capital canadiense. Bordeando la pista, puestos con chocolate caliente, postres y comida callejera acompañan a los entusiastas visitantes.

Eiffel Tower Ice Rink, París

Colocada en el primer piso de la torre, a 60 metros del suelo, la pista de hielo ofrece una vista nueva hacia el icónico monumento y sobre la romántica ciudad. Los visitantes pueden disfrutar de la actividad al tiempo que entran en calor con tazas de ponche o chocolate.

Wiener Eistraum, Viena

Cuando la temperatura llega a 0’, la plaza del ayuntamiento de Viena se convierte en sede de una gigantesca pista de hielo formada por carriles para recorridos y espacios libres. A lo largo de la plaza, decenas de altavoces musicalizan a la experiencia al son de valses y pistas clásicas.

Somerset House, Londres

Durante el invierno, el jardín trasero de una casa de campo del siglo XVIII se convierte en un ecléctico escenario helado. Durante el día, la pista invita a patinar y descansar con exquisitos chocolates. Durante la noche, esta se convierte en pista de baile, envuelta en sonidos electrónicos y luces neón.

OKO, Moscú

Entre vientos helados, la pista de hielos del rascacielos OKO es la más elevada de Europa. Ubicada en el piso 86 de uno de los edificios más altos de Europa, el blanco espacio ofrece vistas espectaculares de la silueta de la ciudad, iluminada por interminables series de focos navideños.

Rockefeller Center, Nueva York


Con aproximadamente 80 años de existencia, esta es quizá la pista de hielo más conocida y visitada. Rodeado por los característicos rascacielos de la Gran Manzana, el helado espacio es invadido por luces y un inmenso árbol navideño.