Los 7 países a donde más viajan los mexicanos para estudiar

992

Salir de la universidad y enfrentarte al mundo laboral conlleva a darte cuenta de lo poco que sabes -o creías saber- sobre la vida y tu futuro profesional.

Sin importar la carrera que hayas elegido, bastan un par de meses fuera de las aulas para descubrir que toda la teoría que memorizaste resulta poco útil en un empleo real. Pero ¿cuál es la manera ideal de combinar un trabajo que te dé experiencia y la continuación de tus estudios?

Publicidad

“Consigue un trabajo de medio tiempo mientras estudias”, “Sigue con un posgrado al terminar la licenciatura”, “Trabaja un tiempo y luego decide en qué quieres especializarte”. Son decenas de consejos los que nos llegan en esta etapa y, pocas veces, se tiene un horizonte claro sobre cuál es la decisión más conveniente. Lo cierto es que mucho depende de las expectativas laborales y las condiciones de cada caso: la edad; si buscas especializarte en la parte de investigación, la técnica o la académica; si deseas ser emprendedor o trabajar para una transnacional; las oportunidades de empleo que existen para esa profesión en el país, etc., etc., y un largo etc.

Influyen tantas aristas, que el panorama pocas veces está limitado a nivel geográfico. Muchos profesionales, ya sea por cuenta propia o apoyados de alguna beca, consideran continuar con su preparación fuera de territorio nacional; una decisión que, para la mayoría, resulta ser de las más acertadas.

“Probar suerte” en un lugar desconocido te ofrece experiencias nuevas en todos los sentidos que, eventualmente, terminan por influir y enriquecer cualquier cosa que hagas. Eso sin mencionar que enfrentarte all by yourself a una cultura diferente, fortalece tu carácter y el criterio que tienes sobre el mundo.

De acuerdo con información del CONACyT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), uno de los organismos encargados de ofrecer becas a los estudiantes mexicanos para estudiar al extranjero, es alrededor de los 27 años que los nacionales salen del país y los siete destinos principales que eligen para hacerlo son: 

  1. Reino Unido
  2. Estados Unidos
  3. España
  4. Alemania
  5. Holanda
  6. Francia
  7. Canadá.

Si esta alternativa está en tus planes, acércate a las embajadas de estas naciones y pregunta qué apoyos ofrecen. Considera que un proceso “sano” de aceptación en otras universidades y los trámites necesarios de migración llevan alrededor de un año.