La razón por la que no es raro que las mujeres finjan en la intimidad

10798

¿Qué mujer, después de tener sexo con su pareja, no lo ha escuchado decir “¿Terminaste?”?

De acuerdo con la autora estadounidense Walker Thornton, para la mayoría de los hombres hacer que la mujer llegue al clímax es una prueba de su buen desempeño en la cama, de ahí la frecuencia con la que aparece esta pregunta. Sin embargo, reducir todo el acto sexual a esta duda provoca muchas veces que ellas decidan dar la mejor actuación de un orgasmo fingido; un mal hábito que el 84% de los hombres ni siquiera nota, según un estudio de la tienda erótica Bijoux Indiscrets 

Publicidad

“The big O”, como muchos lo llaman, se ha convertido en el objetivo principal del sexo haciendo a un lado todas las demás bondades de la intimidad.

Nuestro cuerpo –tanto el de hombres como mujeres- tiene la capacidad de experimentar placer de diferentes formas, el orgasmo sólo es resultado de algunas de ellas. Por ello, la importancia de entender que el sexo y la satisfacción va mucho más allá de la penetración.

Ocho de cada diez mujeres no llegan al clímax sólo mediante estimulación vaginal, según información del Centro Miintimidad, especializado en temas de sexualidad. Así que, incluso, si la finalidad fuera esa, hay que tener presente que lograrlo requiere la exploración de otras zonas erógenas.

Por otro lado, tener relaciones íntimas con la presión de llegar orgasmo, de manera contradictoria, hace más difícil que las mujeres lo disfruten y consigan alcanzarlo.

Darte tiempo para gozar las sensaciones que producen los besos, caricias y demás juegos, puede ayudar a ampliar lo que conocemos por sexo y aumentar las formas de complacerte y complacer a tu pareja.