¿Los drinks están out? Los “teetotalers” y la tendencia de no tomar alcohol

1057

El alcohol tiene un valor altísimo en la sociedad, se le quiere como a uno de los amigos más cercanos y como parte de la familia.

Una vez que llegas a la edad en la que su consumo no es (tan) mal visto, no hay marcha atrás. Estás condenado a vivir con él por el resto de tus días: en citas, eventos sociales y esas salidas con tus amigas. Sin embargo, los partidarios de los hábitos saludables están modificando esta costumbre poco a poco.

Publicidad

La fiebre healthy más que moda, es un estilo de vida. Así, de entre los veganos, atletas y yoguis se ha desprendido otro grupo, el de los abstemios, quienes han probado los beneficios de vivir sin este tipo de bebidas y son llamados teetotalers.

Lejos de evitar sufrir lagunas mentales tras una velada de copas o despertar con la bandeja del WhatsApp llena de mensajes por las malas decisiones de la noche anterior, disminuir el número de copas (hasta la total abstención) trae beneficios invaluables a la salud, que difícilmente se obtienen de otra forma.

Una pequeña búsqueda en Google sobre lo perjudicial que puede ser su consumo excesivo arroja cientos de resultados. Desde hemorragias internas en el estómago y esófago, daños al páncreas e hígado, problemas cardiacos, alteraciones directas al sistema nervioso central, accidentes automovilísticos, aumento de conductas violentas y autodestructivas, y una lista que sigue y sigue; incluso si los cocteles no son un plan frecuente en tu día a día.

Los teetotalers o teetoals se caracterizan por ser carismáticos, con una piel radiante y sin problemas para la interacción social; la imagen que demuestra que no hace falta el alcohol para divertirse.

Estas personas han cambiado la idea de que quienes que no beben son retraídos y no saben “vivir la buena vida” y, así, han logrado que deje de verse a aquel que aguanta más copas en una fiesta como el héroe, cuando el verdadero acto de valentía es poder decir “no” donde todos dicen “sí, hasta morir”.

Si aún no te sientes convencido, piensa en estrellas del mundo del espectáculo como Natalie Portman, Jared Leto, Gwyneth Paltrow y David Beckham, quienes han optado por esta tendencia y analiza por un instante cómo lucen; así quizá decidas ponerla también en práctica.

Por Said Robles