No estar a su disposición hará que te ganes su corazón

252
no-estar-a-su-disposición
- Publicidad -

Esta farsa siempre me ha parecido bastante ridícula y desgastante, pero a punta de pedazos de corazón he aprendido que es la verdad: Esta es una conducta cavernícola que permanece desde que los hombres salían a cazar tigres Dientes de Sable, y desde entonces la presa que más les gusta, es la que más trabajo les cuesta conseguir.

Así, una aprende que efectivamente, dejar que las cosas sucedan a su tiempo y no decir a todo que sí y a la primera, es una buena estrategia para mantenerlo interesado, pero como todo en la vida esto también requiere de un equilibrio. Según el Dr. Kirby Goldin, esta conducta, llevada al extremo, generalmente oculta mucha inseguridad y un miedo terrible al rechazo.

Publicidad

Y para muestra hay muchos botones: sobran las mujeres guapas, inteligentes y exitosas que la última vez que tuvieron novio fue en la Prepa, y nadie entiende por qué no hay manera de que sus prospectos prosperen, pero la razón puede estar escondida detrás de estos temores:

Miedo a parecer muy needy

En la cultura actual pocas cosas tan mal vistas como dejar ver que estamos necesitados de cariño, y esto aplica a hombres y mujeres. El impulso a buscar una conexión romántica es completamente natural y humana, pero por alguna razón la moda es que aparentemos que no necesitamos de nadie o que no estamos interesados en una relación, lo que sin duda desanima hasta al más interesado.

via GIPHY

 Miedo a no cumplir con las expectativas sociales

La moda social también dicta que mientras más esperes para tener una relación afectiva y estable, mejor, porque lo más importante es el desarrollo personal y profesional. Quizá tú no estés del todo de acuerdo y en el fondo lo que realmente quieres es una relación como la de tus papás; y si es lo más pronto posible, mejor. Olvida lo que se espera de ti y descubre, y sobre todo acepta, qué es lo que TÚ quieres. Si realmente estás interesada, no tengas miedo de demostrarlo.

via GIPHY

Miedo a perder el control

Hacerte la difícil es muy diferente a no ser fácil, y aparentar que no estás interesada no es lo mismo que ser selectiva. Cuando no eres honesta contigo y con el otro, se nota. Y continuar este juego indefinidamente puede terminar siendo contraproducente y muy cansado, sobre todo cuando cada respuesta requiere de todo un pensamiento estratégico previo, en lugar de simplemente disfrutar lo que está pasando.

Como ya dijimos, el equilibrio es lo importante. Deja de tenerle miedo a lo que sientes y a la posibilidad del rechazo, y si quieres una relación con esa persona demuéstralo. Tampoco tengas miedo a preguntar; después de un tiempo de salir con alguien estás en todo tu derecho de conocer sus intenciones. Si el otro no está listo, no pasa nada y a lo que sigue. ¿Cómo ves?

via GIPHY