Cómo practicar mindfulness mejorará tu vida sexual

3792
- Publicidad -

La atención es un músculo que hay que ejercitar, dice el psicólogo Daniel Goleman, y lograrlo puede abrir puertas inexploradas al placer sexual. Él habla del Mindfulness, una práctica oriental que hace a cualquiera que lo practique capaz de conseguir plena atención en cualquier actividad, incluida nuestra vida sexual.

Esta “atención plena” está enfocada en la capacidad humana de poder estar, vivir y disfrutar del presente. En el ámbito sexual se trata de poner toda la atención a cada detalle del encuentro con una pareja lo que se traduce en placer más intenso, mejores erecciones y –dicen algunos aficionados a esta práctica– orgasmos de hasta 15 minutos.

Publicidad

Expertos consultados por Mundo.es afirman que esta práctica provee de la atención que deberíamos tener siempre en cada encuentro sexual. “Atención plena en cada uno de nuestros cinco sentidos, sin pensar en nada más, solo sintiendo, escuchando el cuerpo del otro”, dice al medio el director de la Escuela Tántrica, Diego Jiménez.

Esta práctica lo que busca es disfrutar el instante sin preocuparse por erecciones, orgasmos y eyaculaciones, sino vivir el momento y disfrutarse el uno al otro.

Para lograrlo hay que iniciar sesiones básicas de respiración para lograr la concentración plena en la percepción de lo que siente el cuerpo, también de aquellas emociones que van surgiendo, luego hacer ejercicios de contracción y relajación de los órganos sexuales por medio del músculo PC (aquel que utilizas para detener la orina) y por último meditación que impulse el aprendizaje del placer.

De acuerdo a la Sociedad Mindfulness y Salud, esta práctica permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestro momento presente. “Es una forma de tomar conciencia de nuestra realidad y nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno”, se lee en su página.

Dicen los que lo practican que llevarlo al campo sexual trae plenitud y la oportunidad de tener una vida mucho más satisfactoria.