El sentido de la moda de Bran Stark podría confirmar que es el ‘Rey de la Noche’

213
- Publicidad -

En las últimas semanas han surgido diferentes teorías alrededor de los personajes y las situaciones de Game of Thrones. Ahora, una vez más el vestuario y sentido de la moda de los personajes (primero fue Sansa), abre lugar a la sospecha de que Bran Stark podría ser en realidad el ‘Rey de la Noche’. Te decimos por qué.

Esta descabellada pero posible teoría tomó fuerza durante el pasado episodio de la serie, donde el ‘Rey de la Noche’ aparece momentos antes de asesinar a uno de los dragones de Khaleesi. En la escena, el rey lleva un vestuario casi idéntico al más reciente atuendo de invierno de Bran Stark, los cuales se parecen sobre todo en la manga corta de sus chalecos y en la falda drapeada, propias de la época.

Publicidad

¿Por qué podría ser verdad? Bien, sabemos que Bran es el ‘Cuervo de Tres Ojos’, lo cual le da poder para ver lo que sucede tanto en el presente como en el pasado. Asimismo, tiene la capacidad de ver a través de los ojos de los animales como cuervos y lobos huargo. De esta forma, en una de tantas visiones Bran es tocado por la mano del ‘Rey de la Noche’, quien suele convertir todo lo que toca en un ente frío y malvado de ojos azules.

De acuerdo con ‘Refinery 29’ Bran podría resultar ser ese personaje, luego de que en una de sus visiones, viajara al pasado para persuadir a Aegon Targaryen de que prendiera fuego con sus dragones a los caminantes blancos, fracasando en el intento; y en una nueva visión decidiera viajar de nuevo y más atrás en el tiempo cuando fue creado el ‘Rey de la Noche’, donde fuera atravesado en el corazón con vidrio de dragón en el corazón, convirtiéndose entonces en el ‘Rey de la Noche’.

Como dijo Michele Clapton, diseñadora de vestuario de GOT en entrevista para ELLE Us, los ‘outfits’ de los personajes hablan tanto de su fuerza como de su vulnerabilidad en cada situación de la historia. En este caso, las trayectorias de Bran y del ‘White King’ llegarán en paralelo a un clímax, por lo que la teoría no suena ilógica.