GoT confirma el origen de Jon Snow y Cersei hace una revelación mayor

396
- Publicidad -

Jon Snow es uno de los personajes más importantes de Game of Thrones y durante “Eastwatch”, el quinto capítulo de la séptima temporada, pudimos reafirmar una de las teorías más importantes de la historia.

(Te advertimos que si sigues leyendo te podemos arruinar la serie. Continúa bajo tu propio riesgo.)

Publicidad

La revelación, lejos de lo que muchos esperaban, no sucedió en Winterfell, King’s Landing o Dragonstone y además no fue hecha por uno de los personajes principales. Todo pasó en una escena que parecía no tener mucho futuro entre Samwell Tarly y Gilly.

The Citadel, lugar donde los maestres se llenan de sabiduría y en el que Jorah Mormont pudo curarse gracias a Sam, fue donde se reveló lo que muchos ya suponían: Jon no es el bastardo de Ned Stark, ¡es un Targaryen!


Durante la investigación de Tarly sobre “The Longest Night”, Gilly comenzó a leer un texto donde el Septon Maynard habla sobre la anulación entre el matrimonio de Rhaegar Targaryen y Elia Martell y la idea de que el príncipe pudiera casarse inmediatamente con alguien más.
¿Quién era la persona con la que Rhaegar quería casarse? Lyanna Stark, hermana de Ned Stark, que era perseguida por Robert Baratheon y cuyo “secuestro” dinamitó la guerra que terminó con la muerte del “Rey Loco”.
Pero esta no es la única escena que nos confirma esta teoría. Ya que de vuelta en Dragonstone, Jon Snow tuvo un encuentro cercano con Drogon y el encuentro fue como el de dos viejos amigos y ¿a quién más podrían acercarse esos dragones sin resultar amenazadores si no es a un Targaryen?

 

La segunda gran revelación de la noche corrió de manos de Cersei. Mientras discute con Jamie una posible amnistía con la Madre de los Dragones, admite que hay un nuevo motivo por el cuál mantenerse mientras señala hacia su vientre. Sí, ¡está embarazada! Y esta vez está dispuesta a que la gente sepa quién es el padre.

Incluso citó a su padre con una de las frases más memorables del capítulo: “Un león no se preocupa por lo que los corderos piensan”.

Foto: cortesía HBO