La guía musulmana para disfrutar del sexo que ha causado controversia

4051
- Publicidad -

Difícilmente alguien podrá imaginarse a una mujer musulmana explorando y explotando su sexualidad, pues existe un tema tabú que ronda alrededor del Islam y la mujer: el sexo.

Si bien es cierto que, como lo dicta el Corán, las mujeres sólo podrán practicarlo con su marido, no están exentas del placer que brinda el sexo, tampoco de practicarlo como deseen; de hecho es la misma ley islámica la que indica que no hay reglas sobre las técnicas sexuales y que todo lo que es agradable y satisfactorio para ambos, bajo un mutuo acuerdo, es “correcto y propio”.

Publicidad

Aún con esta norma en pie, es complicado que en la práctica (no sólo en esta religión sino en cualquier relación de pareja) se llegue a la comunicación plena sobre el placer sexual y por eso, para romper tabús, una mujer musulmana es la primera en publicar un libro con una guía detallada de cómo practicar sexo que enloquezca, sí, siempre bajo la ley islámica.

The Muslimah Sex Manual: a Halal Guide to Mind Blowing de Umm Muladhat, el seudónimo de una mujer musulmana, salió a la venta hace un par de semanas y es una completa revelación sobre esta religión que apela por la intimidad de pareja y por la conexión entre un hombre y una mujer en todos los sentidos, incluido el sexual.

Esta guía, ha escrito la misma autora, nació después de que acudiera a la boda de una joven quien se veía ilusionada por iniciar su vida de pareja y desenvolverse en el ámbito sexual con su esposo; sin embargo, después de la boda –narra Umm– la recién casada confesó que su vida sexual era casi inexistente, pues aunque conocía la anatomía del hombre y la mujer, así como los principios básicos de una relación sexual en la teoría, no tenía realmente idea de cómo sentir placer, tampoco cómo generarlo en su esposo.

La autora entonces le contó sobre las habilidades que había adquirido tras años de matrimonio y que consiguió luego de pláticas con amigas y lecturas en revistas, conocimientos acumulados que se traducían en una relación sexual saludable y robusta con su esposo, para así ayudarla en su vida matrimonial.

Un mes después se volvieron a encontrar y ella le pidió que escribiera todo para que otras jóvenes musulmanas aprendieran a disfrutar del sexo porque “nadie enseña esto”. Muladhat lo hizo y sus escritos pasaron de mano en mano hasta que decidió escribir un libro para compartir los conocimientos, el producto fue un ejemplar que habla sobre los mitos del sexo musulmán, anatomía de hombres y mujeres, higiene genital, sexsting, uso de lubricantes, lencería y detalles sobre decenas de posiciones sexuales.

Es una invitación abierta al disfrute de la sexualidad, a perder el miedo a gozar y de hablar de esto con la pareja. Un libro completamente revolucionario que, según han dicho algunos críticos musulmanes, es una herramienta poderosa para que las mujeres tengan relaciones de pareja sanas, libres de violencia, siempre con el respaldo del Corán que dice claramente que la mujer también ha sido creada con los mismos deseos que el hombre y que tiene necesidades que deben ser satisfechas.

La misma ley islámica enfatiza la importancia de la estimulación sexual y deja en claro que el sexo sin estimulación previa es un acto de crueldad, también que el deseo sexual está para ser desatado cuando una mujer está con su esposo. En el Islam no hay nada incorrecto en que la mujer sea activa y reaccione con entusiasmo durante el sexo, algo contrario a la moral sexual de otras religiones, por ejemplo.

La autora no ha recibido sólo aplausos, también la han atacado con duras críticas, incluso de mujeres que han dicho que su libro no es necesario, que ellas aprenden todo de sus madres, pero la autora es clara: “dudo que las madres sean tan explícitas como lo soy yo”.

Ella también dice que es enfática en tener sexo sólo con sus esposos, pero que eso no está separado de experimentar todos los rangos del placer sexual con ese esposo. “Islámicamente hay un énfasis en disfrutar las experiencias físicas dentro del contexto del matrimonio, no sólo para la procreación. Es el derecho de la esposa que su esposo la satisfaga sexualmente”, le dijo la autora a The Guardian.

Su libro se relaciona con el empoderamiento de la mujer musulmana y de la posibilidad de evitar relaciones abusivas, así que su publicación es un gran avance para abatir esos tabúes que dicen que las mujeres “decentes” no disfrutan del sexo, una gran mentira que se ha esparcido no sólo sobre el islam, sino en cualquier rincón del mundo en el que haya una mujer disfrutando su sexualidad.