6 mentiras que te han hecho creer sobre el DIU

526
- Publicidad -

Por: Claudia Llaca

El DIU (Dispositivo Intrauterino) es quizá el método anticonceptivo del que más mentiras se cuentan. Aún cuando es un método reversible muy eficaz, su uso ha disminuido notablemente en los últimos años ya que los tabús, los prejuicios y la falta de información le han hecho fama de peligroso y complicado. Nada más lejos de la verdad.

Publicidad

1. “Causa Infertilidad”

La infertilidad de la que se acusa al DIU casi siempre sucede por padecer Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI) con anterioridad. Dado que la inserción del DIU puede remover en el tracto reproductivo las bacterias que ocasionan la EPI, es muy importante que antes de decidirte por este método vayas al médico para confirmar que no padezcas ningún tipo de infección cervicouterina o de transmisión sexual (ITS), pero aun cuando padezcas alguna, el riesgo de quedar infértil es sumamente bajo.

2. “Ocasiona Cáncer de cuello uterino”

En ningún estudio se ha demostrado que el uso del DIU sea un factor para el desarrollo de este tipo de Cáncer ni de ningún otro. Al igual que con la píldora, los riesgos de padecer esta enfermedad tienen más que ver con cuestiones genéticas, la promiscuidad, las ITS, el tabaquismo y el sedentarismo.

3. “Si te embarazas usando un DIU puedes dañar al bebé”

No existe la posibilidad de que esto ocurra ya que el bebé está protegido por la placenta y la membrana placentaria (la “bolsa”) en la que está envuelto.

4. “Se te puede ir al estómago o a los intestinos”

El DIU no camina y aunque esté mal colocado es imposible que migre a otros órganos porque el útero no tiene comunicación con ellos. Tampoco es cierto que si se deja más tiempo del indicado pueda incrustarse en el útero y perforarlo.

5. “Es abortivo y no lo pueden usar mujeres que no han tenido hijos porque el útero se acostumbra a expulsar el embrión”

El DIU de cobre impide la fecundación porque interfiere con la movilidad de los espermatozoides y evita que suban por las trompas de Falopio. El DIU de plástico posee además una punta de progesterona que hace imposible la fecundación al cambiar el PH vaginal a uno en el que los espermas no pueden sobrevivir. En ambos casos estos efectos desaparecen en cuanto el DIU es removido.

6. “Hay que tener periodos de descanso

Lo cierto es que se puede quitar un DIU y colocar uno nuevo en la misma sesión. No es necesario que estés menstruando ni existe problema si estás amamantando.

Lo cierto es que el DIU, de cobre o plástico es uno de los métodos anticonceptivos más cómodos ya que su eficacia no depende de que recuerdes usarlo, no limita el placer sexual ni genera interrupciones incómodas; así que ahora que conoces la verdad sobre el DIU ¿qué estás esperando?