¿Buscas trabajo? Cuidado con lo que publicas en redes sociales, los reclutadores te “stalkean”

173
- Publicidad -

Tu identidad está a la mano de cualquiera. Basta con tomar el teclado y poner en Google el nombre de una persona para saber un poco más de su vida: si tiene alguna demanda en su contra, cómo es su vida social, cuáles son sus intereses, qué tal ha sido su pasado laboral… Esta posibilidad de “escanear” a alguien a través de una pantalla es una de las herramientas que los reclutadores laborales utilizan para conocer más a fondo a los candidatos a un puesto de trabajo. Así que sí, un tweet o un comentario en Facebook podría costarte una nueva oportunidad profesional.

Estamos en una era en la que los Curriculum Vitae ya no son suficientes al momento de la contratación, sino que LinkedIn, Facebook y Twitter son fundamentales para definir si esa persona que se puso dentro del radar para un empleo es o no la adecuada.

Publicidad

Según el informe “Redes sociales y mercado de trabajo”, de la empresa de reclutamiento Adecco, nueve de cada 10 empresas tienen en cuenta la reputación online de los candidatos a la hora de hacer una selección y el 28% de los profesionales de recursos humanos han rechazado a un candidato por su actividad en redes sociales.

“Hoy más que nunca, potenciar y cuidar la marca personal 2.0 resulta imprescindible para aquellos que quieren acceder a más y mejores oportunidades laborales”, se lee en la investigación.

Otro de los datos a resaltar es que seis de cada 10 usuarios de redes sociales publican y comparten contenidos siendo conscientes de que pueden ser evaluados por los reclutadores, pero hay un resto de usuarios que utilizan sus cuentas sin pensar en las posibles repercusiones que esto traerá a su desarrollo profesional. Los que se protegen en el mundo virtual lo hacen evitando comentar en publicaciones ajenas y enfocar sus publicaciones a links de su campo de trabajo.

Daniela Alamilla, especialista en reclutamiento en México, confirma que el uso de redes sociales como herramienta de contratación sí es una realidad en las empresas mexicanas. Facebook, explica, sirve para saber cómo es físicamente la persona y si se adecua en materia de imagen a los parámetros de la empresa, también sirve para ver la gente con la que se relaciona y cómo se desenvuelve en el ámbito social, si es fiestero o tiene hábitos que pudieran llegar a ser nocivos.

Para ella, LinkedIn es la principal fuente de reclutamiento, pues engloba el CV de la persona y le permite agregar información más personal que pueda ser utilidad para la empresa. “Las redes también te ayudan (como reclutador de talento) a ampliar tu campo de búsqueda. En mi experiencia, la contratación más rápida que he hecho fue por Facebook, publiqué la vacante y un interesado se puso en contacto inmediatamente, ese mismo día fue la entrevista y al otro día ya había sido aceptado su perfil. Son una herramienta muy útil”, detalla.

En España, por ejemplo, el 88% de las empresas reconocen comprobar la reputación online del candidato antes de contratarle, uno de cada tres consulta su actividad en redes sociales; en tanto que la mayoría de los reclutadores dice que si el candidato es activo en redes sociales tiene más oportunidades laborales.
Jobvite, empresa reclutadora, ha enumerado los errores más comunes en redes sociales de los posibles candidatos. Están por ejemplo, las referencias a cualquier tipo de droga ilegal o mensajes de índole sexual, así como insultos y artículos sobre armas de fuego, otro tipo de contenido que preocupa a los reclutadores son los mensajes sobre el alcohol. Pero eso no es lo único que importa, hay que considerar la ortografía y la gramática en cada post en redes, y la ideología política también cuenta, así que se recomienda mantenerla en lo privado.

El mundo digital está influyendo en la vida real, por ello es importante ser cuidadoso con las publicaciones en redes sociales y si estás en búsqueda de un nuevo empleo ten en mente que tu reclutador querrá saber más allá de lo que presentas en tu CV. Pero también si no estás en búsqueda de un cambio, piensa en que los reclutadores monitorean las redes constantemente para encontrar candidatos, así que tus post podrían dejarte fuera de la búsqueda de algunos de ellos.