La ciencia revela el origen del orgasmo femenino

5319
- Publicidad -

El orgasmo femenino ha tenido a los científicos del mundo sumidos en un misterio y sí, lamentablemente a lo largo de la historia se ha estudiado a profundidad la causa y efecto del placer masculino por encima del de las mujeres, pero con la revolución por la equidad de género, ya hay muchos investigadores ahondando en el asunto. Es más, parecen estar cerca de resolver la ecuación que representa el placer femenino.

Científicos estadounidenses han dejado en claro que ese momento de euforia no tiene nada que ver con la reproducción y que tampoco es exclusivo del acto sexual, pero que quizá sea un producto indirecto de nuestro pasado evolutivo, cuando el movimiento hormonal era crucial para la reproducción. Los orgasmos femeninos no eran, definitivamente, lo que son ahora.

Publicidad

El estudio de Mihaela Pavlicev y Günter Wagner de la Universidad de Yale, se basa en la anatomía y el comportamiento de algunos mamíferos para descubrir el origen evolutivo del orgasmo femenino, de acuerdo a las sobrecargas hormonales que lo rodean.

En el caso de gatos y conejos, por ejemplo, el oleaje hormonal ocurre durante el sexo y juega un papel crucial en la liberación de óvulos de los ovarios femeninos, en contraste con los humanos y otros primates en los que la ovulación ocurre espontáneamente.

Su hipótesis es que el orgasmo femenino tiene su origen en el mecanismo relacionado con la liberación de óvulos durante el sexo, algo que evolucionó a la ovulación espontánea, por lo que el orgasmo femenino ha adquirido otro tipo de roles.

En entrevista para The Guardian, Pavlicev reconoció que aunque ya no tenga esa función sigue existiendo porque ha adoptado alguna otra, incluso si ésta no está relacionada con la reproducción.

Su teoría se complementa con la comparación de la posición del clítoris en diversos mamíferos, aquellos que sólo ovulan durante el sexo lo tienen posicionado cerca de la zona donde ocurre la penetración para ser estimulado durante el acto, en cambio quienes no tienen el mecanismo de ovulación espontánea tienen el clítoris más lejos.

Aunque aún falta descubrir la relación del orgasmo con el placer y su función como tal, esta investigación ha despertado el interés de otros especialistas quienes han calificado el análisis como importante para el conocimiento del cuerpo femenino.