Porqué las mujeres preferimos hombres más grandes y qué esperar de estas relaciones

1108
- Publicidad -

Por: Claudia Llaca

En la época de las cavernas, nada tan importante como tener a tu lado a un hombre que asegurara tu supervivencia y la de tus hijos, proveyéndote comida y protegiéndote de los tigres Dientes de Sable malintencionados. Y mientras más dominante y con más aplomo, mejor. Por eso no importaba que te arrastrara de los pelos, porque tener a un Macho Alpha a tu lado significaba mayor seguridad y una mejor posición dentro de la comunidad.

Publicidad

Por extraño que parezca, diez mil años después, las cosas no son muy diferentes para el amor en los tiempos del Tinder. De acuerdo con un estudio realizado recientemente en Finlandia y publicado en la revista Evolution and Human Behavior, tanto hombres como mujeres seguimos eligiendo a nuestras parejas de acuerdo a los patrones de la biología evolutiva. Así, pareciera que lo que inconscientemente buscan las mujeres que prefieren a hombres mucho mayores que ellas, sigue siendo la mayor cantidad de recursos que estos pueden poner a su disposición.

Pero ¿cuáles son estos “recursos” en el siglo XXI? Y sobre todo, ¿cuáles están dispuestos a ofrecer hoy los hombres mayores a nosotras? Para responder a esto realizamos un pequeño sondeo entre hombres maduros de muy buen ver, y esto fue lo que nos dijeron:

1. Te consentirán más

Lo primero que puedes esperar es un montón de experiencias multifacéticas y multisensoriales, como el regalo sorpresa, la cena bajo las estrellas o hacer el amor frente a la chimenea, todo acompañado de la mejor bebida y comida. No sólo porque los hombres maduros, casi siempre, tienen mayor poder económico, sino porque son viejos lobos de mar que ya han aprendido a disfrutar lo mejor de la vida y querrán compartirlo contigo

2. La voz de la experiencia

Hacer todo lo posible para consentirte tiene mucho que ver con su necesidad de “enseñarte”, así que también puedes esperar a un hombre que quiere compartir toda su experiencia de vida contigo. Le encantará platicarte sus aventuras y escuchar tu punto de vista, aunque seguramente sea bastante diferente al de él. Si no sabes muy bien para dónde vas y no te importa que a veces quiera aleccionarte sobre lo que debes hacer, puede resultar un buen guía.

3. “Soy quien soy y no me parezco a nadie”

Un hombre en maduro ya está hecho, así que no esperes cambiarlo ni tantito. Incluso tendrás que lidiar con muchas de sus cicatrices, pero a cambio recibirás mucha honestidad, porque ya no necesita andarse con rodeos. Así que escucha bien lo que ofrece desde un principio, porque eso es lo que obtendrás; ni más, ni menos

4. Amor a fuego lento

Quizá no tengan la pila ni el aguante de alguien de tu edad (olvídate de que te siga el ritmo para la fiesta), pero eso sí, un hombre maduro sabe que la prisa y el placer no se llevan, así que sin duda puedes esperar que estará feliz de seducirte poco a poco para llevarte a experimentar sensaciones muy intensas.

5. La relación dura lo que debe durar

Si bien un hombre mayor siempre te hará sentir segura y protegida, es difícil que quiera casarse o tener hijos. Si lo que buscas es una relación libre, en la que “cada quién en su casa y Dios en la de todos” estás con la persona correcta, pero si tu objetivo es formar una familia, lo mejor es que corras tras horizontes más jóvenes

Como en todo, salir con un hombre mucho mayor que tú tienes sus ventajas y desventajas, y siempre es mejor no tener expectativas. Recuerda que cada caso es diferente y que lo importante es la persona, no la edad. Finalmente, cada quién es libre de escribir su propia historia.