5 razones por las que no consigues una segunda cita

234
- Publicidad -

¿Qué tengo mal? ¿Por qué no paso de la primera cita? Son algunas de las preguntas que solemos hacernos cuando, después de muchos intentos fallidos, no nos vuelven a llamar.

Pero entonces, ¿qué estamos haciendo mal?

Publicidad

1. Estás demostrando demasiado interés

Lo entendemos, te gustó bastante, es buena persona y cumple con las características que buscas en un hombre, le ves boyfriend material y quieres ya hasta imaginaste un futuro con él como tu pareja. ¡Detente! Contén tu emoción y no la hagas demasiado notorio, hazle saber que te interesa sin bombardearlo.

No quieres que piense que estás desesperada por un novio, recuerda que a ellos les cuesta más trabajo asimilar el compromiso y puedes asustarlo. Sin dejar de ser tú, lleva las cosas con calma, si hubo química la segunda cita llegará sola.

2. Estás demostrando muy poco interés

Lo sé, suena contradictorio, pero es que hay que encontrar el balance. No caigas en el juego de “no te respondo por seis horas”. Aunque en un principio esas tácticas pueden funcionar para generar interés, después de un rato se vuelve cansado. Está bien darte tu espacio, pero también permite que haya conversaciones fluidas.

3. Idealizas a las personas demasiado pronto

Quizá la química no fue tan buena como lo imaginaste, pero en tu cabeza te aferras a que funcione. Estás determinada a que ese date es el que va a cambiar tu historia de amor y no te permites ver las señales que indican que él no es para ti.

4. No eres tú misma en las citas

Los fracasos de dates pasados te han dejado con una sensación de inseguridad y entonces tratas de no cometer lo que tú crees son tus errores para no fallar una vez más. ¿El resultado? Terminas por forzar una personalidad que no es tuya y no hay nada menos atractivo que la falta de autenticidad. Muéstrate con todos tus colores, sin miedo. Es eso lo que terminará por enamorar a la persona correcta y lo hará el indicado para ti, alguien que te ame tal y como eres.

5. No, no tiene nada que ver con lo físico

No sabes la cantidad de veces que he escuchado a una amiga culparse y decir “es que llegamos demasiado lejos en la primera cita”. El nivel de intimidad que decidas alcanzar es decisión de los dos, no un error tuyo. Debes comenzar por eliminar el tabú de que la mujer no puede vivir su sexualidad con la misma libertad que un hombre. Quien te juzgue por ello probablemente no era la mejor opción para ti.