Por qué tienes que dejar de “stalkear” a tu ex

1021
- Publicidad -

 Dejar ir. El primer y último paso de la superación de un ex. Las dos palabras más fáciles de pronunciar, pero las más difíciles de ejecutar. ¿Por qué disfrutamos torturándonos al verlo con alguien más, pasándola bomba con sus amigos o sencillamente -digámoslo- siendo feliz sin nosotros?

Pero no te sientas mal, no estás sola, todos lo hacemos… y nuestra dependencia a las redes sociales no ayudan. Menos aún, ahora que con funciones como Stories de Instagram o aplicaciones como Snapchat, podemos “stalkear” en tiempo real y sentirnos más miserables por haber terminado con esa persona (porque admitámoslo, es lo único que logramos al hacerlo).

Publicidad

1.  ¿Bloquearlo, eliminarlo o darle unfollow?

Si las cosas terminaron mal, adelante, elimínalo de todas tus redes sociales, no lo quieres en tu feed. Si se separaron en términos amistosos, quizá no sea lo más maduro borrarlo por completo de tu vida digital, pero sí es lo más sano pedirle a Facebook que te oculte sus publicaciones, dejar de estar al pendiente de sus actualizaciones en Instagram y Snapchat, y si de plano sus fotos no dejan de salirte cada vez que abres tu app favorita, darle unfollow

2. Si vas a stalkear a su nueva pareja, hazlo una vez y olvídalo

Qué poco realista sería decir “ni se te ocurra ver a su nuevo date“. Es obvio que sentirás curiosidad de saber quién está en el lugar que te gustaría ocupar. Si tus habilidades como detective en redes sociales son muy elevadas, seguramente terminarás viendo hasta su perfil de LinkedIn. Ok, ya lo hiciste, ya sabes quién es, a qué se dedica, qué amigos tienes en común y hasta en dónde estudió la primaria, ahora olvídate de esa persona y por tu propio bien, no regreses a sus perfiles, olvídate que existe.

Street Style, Spring Summer 2017, Paris Fashion Week, France - 30 Sep 2016

Foto por Dvora/REX/Shutterstock

3. Desconéctate y prueba las bondades del JOMO

¿Estás familiarizada con el término FOMO (Fear of Missing Out)? Bien, el JOMO es lo opuesto, Joy of Missing Out (alegría de perderse) y nada funciona mejor para darte un respiro cuando sientes que el mundo se te viene encima. En serio, inténtalo. Prueba cerrando tus redes sociales una temporada, desconéctate del mundo. Y no, no te lo decimos como una manera de escapar de tu ex y su vida sin ti, sino de una oportunidad de poner en orden la tuya sin ruido de por medio, únicamente concentrándote en ti.

4. He’s just not that into you

Esta película no solo nos dio múltiples lecciones sobre salir con alguien, el mismo nombre, A él no le gustas tanto, es ya una bofetada de realidad. Así que admitámonoslo, él decidió estar con otra persona que no somos nosotros. Respetemos su decisión y dejémoslo ser (de todas formas no es como que le estamos impidiendo ser al stalkeralo, sólo nos estamos dañando a nosotros mismos).

Street Style, Tbilisi Fashion Week, Georgia - 06 May 2017

Foto por Julien Boudet/BFA/REX/Shutterstock

5. No, no te traerá paz

Si se llega a enterar que lo has estado stalkeando, sabrá también que aún te provoca algo. Recuerda que algunas redes sociales dejan huella, puede saber si viste sus publicaciones en Instagram Stories o Snapchat, si viste un perfil de LinkedIn, o -Dios nos libre- se te escapa un like en Instagram.

Mantenerte al pendiente de lo que hace o deja de hacer no te dará ninguna tranquilidad, por el contrario, sólo te alterará más. Los cambios externos que hacemos terminan por reflejarse en nuestro interior. Haz un verdadero esfuerzo por desprenderte de sus redes y sólo así podrás decir que realmente lo has dejado ir.