Rose Byrne: la actriz de drama que quería hacer comedias

227
- Publicidad -

Quienes piensan hoy en esta bella actriz australiana, la asociarán de inmediato con el taquillazo de Damas en guerra y sucesivas comedias como las dos partes de Buenos vecinos o Spy: una espía despistada en donde volvió a compartir cartel con Melissa McCarthy, pasando por la más reciente X-Men: Apocalypse.

Sin embargo, durante muchos años se limitó a hacer con precisión papeles dramáticos, hasta que alguien descubrió que no se puede hablar con ella 5 minutos sin que haga una broma. Quien fue nominada en dos ocasiones al Emmy y en otras dos a los Globos de Oro por su labor en la serie Damages prefiere mantener abiertas sus opciones y que no la consideren sólo una comediante.

Publicidad

Suelen decir que las mujeres hermosas no son divertidas…

Es una tontería. Diane Keaton es hermosa y es muy divertida. Goldie Hawn también lo es y no podría ser mas graciosa. De todos modos yo estoy muy agradecida de que me hayan abierto las puertas de la comedia. Cuando le mencionaron a Judd Apatow mi nombre para Get Him to the Greek estaba bastante sorprendido de que me interesara participar. Eso es lo bueno que tiene Judd, y lo mismo vale para Paul Feig. Están dispuestos a probarlo todo, y por eso me probaron a mi. Tienen una mente abierta y ese no es siempre el caso en Hollywood.

Sin embargo, en persona, siempre te has destacado por tu sentido del humor…

Es así. Yo soy la mas pequeña de una familia de cuatro. Dicen que cuando eres la mas chica de una gran familia tienes que hacer lo que sea para llamar la atención y una buena fórmula suele hacer tratar de hacer reir a todo el mundo. Pero además, siendo australiana, siempre he tenido un buen sentido del humor, aunque una cosa es contar un chiste y otra cosa muy muy diferente es hacer comedia.

¿Qué clase de humor te gusta?
Disfruto tanto de las comedias de Judd Apatow, en las que te ríes cada 30 segundos, como del humor mas oscuro de los hermanos Coen, incluso en películas como Sin lugar para los débiles. Nunca sentí que yo fuese una comediante natural, pero siempre he sido muy buena como audiencia. Mis películas favoritas son todas comedias. Y admiro mucho a Tina Fey, Amy Poehler y Carol Burnett.

Pero de la misma manera en que originariamente no te llamaban para la comedia no quieres que te encasillen en el humor…
No, claro. Yo siento que hay mucha comedia en los dramas, y mucho drama en las comedias. Siempre me lo he tomado así como actriz. En cualquier caso, tener la posibilidad de poder pasar todo el tiempo de un género al otro es una verdadera bendición para todo el que trabaje en esta industria…

¿Por qué crees que te costó tanto que te dieran una oportunidad en el mundo de la comedia?
No lo sé. Yo siempre quise hacer comedia desde que comencé pero por alguna razón las oportunidades siempre se dieron en el terreno dramático. Como te explicaba, tuve la suerte de que me dieran un pequeño papel en Get Him to the Greek, lo cual me ayudó a que me contrataran en Damas en guerra. De todos modos el género sigue siendo un desafío para mi y eso es lo que me gusta. Poder hacer proyectos muy diversos es lo mejor que te puede pasar como actriz.

Has sido madre recientemente. ¿Qué es lo que más te sorprende de la experiencia?
Que es como en la primera Buenos vecinos. Lleva una enorme cantidad de tiempo prepararse para salir de la casa. Una hora y 45 minutos para estar lista para salir con un bebé. Para cuando finalmente lo estamos, estoy agotada y me quiero quedar. Por lo que he descubierto que algunas de las bromas que hicimos en esa película son parte de la vida cotidiana de ser mamá y no tienen nada de divertido…