Justin Bieber cantando Despacito, ¿la última validación del reggeaton?

212
- Publicidad -

Hasta hace algún tiempo, admitir el gusto por el reggeaton era tan culposo como vestir Crocs en público (antes de que Christopher Kane intentara hacerlos cool). Si quedaba en nosotros algún deseo por escuchar ese beat caribeño que tuvo su booom hace más de una década, entraba automáticamente en nuestro top de guilty pleasures.

Pero ahora, no hay una fiesta, un bar o un club que no caiga rendido ante el ritmo de la nueva ola de reggeaton y -admitámoslo- no hay uno de nosotros que no baile o al menos coree un estribillo de sus pegajosas canciones. ¡¿En qué momento sucedió?!

Publicidad

El infinito sentido del humor de las tendencias nos hizo regresar a aquello que habíamos jurado no bailar más, pero que tal como las modas que juzgábamos ridículas y regresan, terminamos por adoptar -una vez más-.

En 2015, Maluma hizo de Borró Cassette el hit del verano; ese mismo año, J. Balvin rompió todos los pronósticos a nivel internacional con Ginza, sí a nivel internacional, su sencillo fue número uno en Italia y entró en los top charts de países como Holanda, Suiza y Eslovaquia. En 2016 Enrique Iglesias se sumó a la ola con Duele el corazón y desde entonces la historia se cuenta sola… todos tenemos esa playlist en nuestro Spotify.

El mundo de la moda también ha recibido a puertas abiertas a los representantes del género y el mejor ejemplo de ello es J. Balvin, quien fue invitado por el mismísimo Káiser de la moda, Karl Lagerfeld, a disfrutar en primera fila de un show de Chanel o su más reciente nombramiento como embajador de Tag Heuer. El mismo cantante ha demostrado su pasión por la moda con looks memorables como el famoso abrigo de corazón de Saint Laurent.

CHANEL @pharrell @karllagerfeld ?⚡?

A post shared by J Balvin (@jbalvin) on

El género ha sido legitimado por más artistas del miembro que se han sumado en colaboraciones, como Shakira o Ricky Martin, o que han incursionado en él como Luis Fonsi. Pero la más reciente y que ha tomado al mundo por sorpresa es la de Justin Bieber cantando Despesacito al lado de Fonsi y Daddy Yankee. ¿Significa esto que incluso los más grandes ídolos pop del momento han caído rendidos ante el reggeaton? ¿Es esto acaso la última validación del género a nivel internacional?

Aquí te dejamos la colaboración que tiene a todo el mundo hablando: