¡Feliz -y productivo- viaje!

92
- Publicidad -

A mediados del siglo XVIII la francesa Jeanne Baret fue la primera mujer en navegar alrededor del mundo, un hecho que brindó nuevos conocimientos a la botánica porque en este viaje, la francesa trabajó en la recolección y estudio de diversas especies. No le fue nada fácil dada la época. Para empezar tuvo que ingresar en el equipo vestida de hombre y cuando se descubrió su verdadera identidad, la bajaron del barco, literalmente -a pesar de sus importantes contribuciones en la expedición- en las Isla Mauricio (cuya presidenta actual estudia la flora y sus propiedades medicinales).

Las hazañas de la científica francesa y de muchos otros exploradores que han cambiado la forma de concebir el mundo (Colón, Cortés, Polo, Armstrong, Darwin), ha inspirado a muchos viajeros a caminar por nuevos horizontes para abastecerse de conocimiento.

Publicidad

Pasajeros del XXI

El legado de aquellos trascendentes trotamundos se refleja en la cultura que se vive hoy en los múltiples rincones del mundo. Quienes viajan adhieren conocimiento, lo que se traduce como oportunidades. Esa es una de las razones por las que existe la categoría business trip. Ya sea por un encuentro cara a cara con colaboradores, por participar en una conferencia, exposición o convención, el tiempo dedicado a los viajes se puede traducir en una oportunidad personal.

No importa si el viaje dura un par de días, o como el de Baret que duró dos años, hay formas de optimizar los viajes, aquí unas recomendaciones para que cada travesía deje una huella en lo personal y profesional.

1.     Programa tus actividades. Siempre lleva una agenda armada y si el itinerario no depende de ti, pide que te lo compartan y básate en esos horarios para conocer tus tiempos libres.

2.     Explora el terreno previamente. ¿A dónde vas y qué sabes de ese lugar? Internet te permite no ir con los ojos cerrados, y aunque prefieras sorprenderte, en un viaje de negocios es mejor sacar ventaja con los tiempos. Investiga sobre las empresas locales y sobre todos los que participan directamente con las actividades que realizarás.

3.     Networking. Desde que ese viaje llega a ti, asegúrate de tener business cards con tus datos actualizados para que no tengas que parcharlos con corrector. Tu presentación y la de tus materiales es esencial.

4.     Desconfía de ti. Nadie es perfecto y la humildad es una de las herramientas más útiles al hacer nuestro trabajo. Comparte con compañeros y fieles amigos el material que lleves, por ejemplo, algunas diapositivas que deben ser limpias, claras y con un diseño muy bien ejecutado.

5.     Disfruta y aprende. Busca la oportunidad de conocer los must sees de cada parada. Llévate tantos sabores, rincones, música, arte y charlas como te sea posible. Al igual que Baret, Colón, Cortés (navegantes de años pasados), realiza una bitácora de tus expediciones. Te sorprenderá lo que descubrirás en tus memorias al pasar los años, y al revivirlas verás que esas experiencias dejaron huella en tu vida.

Fitness-return1