El tiempo es oro

78
- Publicidad -

Una óptima distribución de tiempo se traduce en un buen rendimiento dentro de la vida profesional y personal, con un perfecto equilibrio entre ambas. En la definición de un buen trabajo –con el objetivo de obtener buenos resultados– uno de los aspectos que lo marcan es la organización del tiempo; alrededor de él, las actividades propias de una empresa o vida personal darán los resultados buscados si se lleva un orden de tareas.

La llave maestra

Publicidad

La agenda es un elemento que se ha ligado al hombre desde la invención del calendario. La necesidad de medir el tiempo resultó en estas herramientas que dan estructura a las actividades y ayudan a solucionar sus necesidades primarias. Enseguida, encontró que la organización le ayudaba a procurar su trabajo, desde la definición de turnos como en la construcción de las pirámides egipcias, hasta las sesiones del senado romano que organizaba la vida política de Roma. Sin embargo, saber aprovechar el tiempo no lo fue todo, también la disciplina y la constancia, un ejercicio personal que involucra mucho trabajo, entonces, ¿cómo lograr que una agenda sea efectiva y no autosabotearse?

Toma en cuenta estas recomendaciones:

2

El orden del día

Para cada persona es diferente, según sus actividades. No existe una fórmula, es un trabajo individual y honesto. No importa el orden como se haga, siempre que el resultado sea el esperado.

Respóndete antes de comenzar: ¿Qué espacio del día es el mejor para mí? ¿En qué horarios fluye mi creatividad? ¿En qué momento me distraigo menos? De este modo, también decide cuándo harás tu calendario y por cuánto tiempo.

Al hacer tus horarios, busca un espacio para las actividades generales y primarias. Hay compromisos que siempre debes considerar como tus pagos mensuales o incluso, las llamadas a la familia o amigos.

Divino ritmo

La estimulación es importante, pero escucha a tu cuerpo antes de empezar cualquier actividad. No lo pospongas, es muy fácil que quieras correr por el café o buscar música en medio de la tarea interrumpiendo y entorpeciendo tu agenda.

Respóndete antes de comenzar: ¿Quiero un café? ¿Tengo hambre? ¿Necesito tomar agua? ¿Qué música me inspira? ¿El ambiente es idóneo para no distraerme?

1

Mente sana

Con la salud siempre hay que estar atentos: lo que pase con el cuerpo se proyecta también en la mente. Para lograrlo, tu agenda debe incluir un plan de alimentación y ejercicio. Considera que debes tener colaciones y comer balanceado, sin olvidar la importancia de la colación. Cuidarte es una muestra de amor propio, y la alimentación es la fuente de energía clave para lograr el éxito en todas tus tareas.

Respóndete antes de comenzar: ¿Estoy comiendo lo suficiente? ¿Mi alimentación es saludable? ¿Soy una persona sana? ¿Me enfermo con frecuencia?

Recuerda que hay comidas muy sencillas y refractarios que puedes llevar contigo a donde sea, no hay pretextos.

Elige una agenda

Y sí, date la oportunidad de tener una agenda para hacer anotaciones. No es necesario que sea un formato preestablecido, quizá sientas mayor comodidad si eliges un cuaderno en blanco y divides las hojas, por ejemplo: en mañana, tarde y noche; para otro día te puede funcionar hacerlo por horas si es que tienes mayores ocupaciones o incluso, dedicar una página el primer día de cada mes a los compromisos que tengas en las siguientes semanas.

Ahora, podrás empezar a ordenar y optimizar tus tiempos, verás como principal resultado que tendrás varias horas a la semana para ti. Recuerda, lo importante es que seas flexible contigo misma, si empiezas de manera rígida, abandonarás la idea en la primera semana. No necesitas precisión, sino un objetivo muy claro.

Fitness-return1