Te conozco, ¿y después?

31
- Publicidad -

Los perfumes suelen ser un elemento clave en nuestra carta de presentación, únicos y hasta poderosos reflejan personalidad, pueden ser intensos, delicados y muy protagónicos, y es que el olfato de las personas responde a los aromas, esencias que evocan recuerdos, que pueden generar sonrisas o lágrimas, remontar a ambientes especiales y hasta sentir la cercanía de una persona a la que se añora, como las que podrían conseguirse al aplicar Loewe 001.

¿Qué pasa cuando entablamos una primera conversación con alguien? ¿Por qué se queda grabada en nuestro pensamiento?  Y… ¿por qué recordarla nos produce tantas sensaciones? Una de las respuestas radica en el aroma, pues las fragancias suelen estar asociadas a las primeras impresiones. Esta composición aromática proviene de la estructura del perfume compuesto por notas de salida, corazón y fondo.

Publicidad

elle2

Se trata de una reacción química que hace intervenir a todos los sentidos, pues las primeras notas que se perciben (notas de cabeza) son frescas y efímeras al desaparecer en cuestión de minutos. Sin embargo, son las que dan la primera impresión. Después aparecen las notas de corazón, poderosas y capaces de perdurar hasta por dos o tres horas, y las realmente persistentes son las notas de fondo, que duran hasta por días, provocando que registremos la personalidad del perfume y a la vez la química que consigue al mezclarse con el aroma corporal de aquella persona que atrapa tu atención.

Esa identidad es imposible de olvidar. Se asocia el momento y lo que provocó: sudor en las manos, piel erizada, tartamudeos o confusión. Cada reacción se queda en un lugar especial de la memoria, por eso una sugerencia es usar Loewe 001, cualquier día y a cualquier hora el recuerdo volverá con todas las sensaciones que lo construyen.

elle1

Los más expertos aseguran que crear un perfume es un proceso similar al de hacer música, con cientos de notas olfativas que se combinan en acordes que dan origen a una fragancia. Lo mismo sucede al encontrar un perfume que hable de ti, que se fusione con tu personalidad y se convierta en un favorito.

elle3

Al final, una primera conversación siempre es reveladora. Las sustancias químicas (feromonas) que el cuerpo produce, más la esencia de una fragancia, serán las encargadas de construir los mensajes que sin palabras quedarán al descubierto. El instante perfecto, la fragancia ideal y el deseo de convertir lo imposible en algo posible.