Lo que piensan Sasha y Malia sobre los resultados de las elecciones

67
- Publicidad -

Durante su última conferencia de prensa como presidente, Barack Obama dio un emotivo mensaje sobre la educación y los pensamientos que han tenido sus hijas con respecto a los resultados de las elecciones.

Como era de esperarse, la respuesta que dio el aún presidente enamoró al mundo entero y nos dejó una gran enseñanza de vida.

Publicidad

Esto fue lo que dijo:

“Cada padre presume a sus hijas o sus hijos. Si tu mamá y tu papá no te presumen entonces tienes un problema. Pero hombre, mis hijas son lo máximo y solamente me sorprenden y encantan y me impresionan más y más cada día a medida que crecen. En estos días, cuando hablamos como padres a hijos también aprendemos de ellos y creo que fue muy interesante ver cómo reaccionaron Malia y Sasha”.

“Estaban decepcionadas. Prestaron atención a lo que su madre dijo durante la campaña y lo creyeron porque es coherente con lo que hemos tratado de enseñarles en nuestra casa, lo que he intentado modelar como un padre con su mamá, lo que les hemos pedido que esperen de sus futuros novios o esposos. Pero lo que también hemos intentado enseñarles es la flexibilidad y hemos tratado de enseñarles a tener esperanza y que lo único que es el fin del mundo es el fin del mundo”.

“Y que si te caes, te levantas y consigues un nuevo trabajo. Esa tiende a ser su actitud. Ninguna de ellas tiene la intención de perseguir un futuro en la política, y en eso también, creo que es por la influencia de su madre. Las dos han crecido en un ambiente donde creo que no pueden dejar de ser patrióticas, amar a este país profundamente, ver que es defectuoso pero ver que tienen responsabilidades para arreglarlo y que tienen que ser ciudadanas activas, y tienen que estar en condiciones de hablar con sus amigos y sus maestros y sus futuros compañeros de trabajo de manera que traten de arrojar algo de luz en lugar de sólo generar un montón de ruido y furia”.

“Espero que eso es lo que vayan a hacer y lo que más me hace sentir orgulloso de ellas es que tampoco se vuelven cínicas al respecto. Ellas no han alegado porque su lado no ganó, o porque algunos de los valores que les interesan no se parecen a los de los demás, que automáticamente los Estados Unidos de alguna manera las ha rechazado o rechazado sus valores. No creo que se sientan de esa manera. Creo que en parte a través de la ósmosis, en parte a través de conversaciones en la cena, apreciamos el hecho de que se trata de un país grande y complicado, y la democracia es un desastre a veces. No siempre funciona de la manera que esperamos. No garantiza ciertos resultados. Pero si estás comprometido y estás involucrado, entonces hay mucha más gente buena que mala en este país. Hay una decencia fundamental para este país. Y que tienen que ser parte de levantar eso, y espero que lo sean. En ese sentido, son representantes de esta generación que me hace sentir realmente optimista.”