La prueba de que comprar puede ser una adicción

54
- Publicidad -

El concepto de “adicción a las compras” ha existido siempre, pero pocas veces se ha demostrado científicamente.

Por lo general se culpa a la dopamina de nuestro placer de comprar. El neurotransmisor surge cuando estás a punto de tomar la decisión de adquirir algo nuevo y anticipas cierta satisfacción.

Publicidad

“Constantemente estamos comparando lo que esperamos con lo que realmente percibimos”, afirma David Sulzer, profesor de neurobiología de la Universidad de Colombia. Incluso las rebajas nos motivan aún más a obtener esa satisfacción que estamos esperando. La dopamina se despega más con las ofertas, nos anima a satisfacernos cuando nos encontramos con algo que nos gusta, una reacción que también puede relacionarse con el alcohol o las apuestas. Antes de comprar algo que deseas, tu cerebro calcula cómo te sentirías después.

En un experimento en 2007, neurocientíficos escanearon cerebros de personas mientras tomaban la decisión de comprar productos. Notaron que la parte del cerebro que se enfoca al placer mostraba una actividad, pero lo interesante es que cuando a los voluntarios se les daba el precio de los artículos, la parte del cerebro asociada con la toma de decisiones mostraba mayor actividad, así como el area que implica procesar el dolor.

Cuando tienes el dinero para comprar cosas la sensación puede ser muy placentera, pero gastar también puede llegar a ser doloroso. Sin embargo, para algunas personas, la gratificación inmediata de comprar parece quitar cualquier dolor o sufrimiento.

Existen estudios más actuales enfocados específicamente a la adicción a las compras. De acuerdo con Robert Bilder, neuropsicólogo de UCLA, no hace mucho tiempo las compras excesivas se entendían como una compulsión, ahora expertos afirman que es una adicción, algo que genera en alguien la necesidad de tener “más y más”.

¿Cómo romper con esto? En un estudio realizado en 2015 a 25,537 adultos, publicado en Frontiers in Psychology, se encontró que quienes tienen una adicción a las compras son más tendientes a sufrir de ansiedad o depresión. Bilder recomienda terapia o antidepresivos para esto, aunque estos aún no han sido probados específicamente para la adicción a las compras.

Está claro que no todos los que compran sufren de adicción. Un estudio en 2014 en investigación aplicada resaltó que aunque un objeto de lujo te puede afectar positivamente, lo que te puede hacer aún más feliz es usar tu dinero para el beneficio de alguien más.

 

Por Melissa Dahl