Año nuevo, vida nueva ¿cómo organizar tu casa y deshacerte de lo que no necesitas?

112
- Publicidad -

El entorno que nos rodea afecta nuestra salud y nuestro bienestar. Piensa cómo te sientes cuando estás en una casa u oficina que está llena de papeles y cosas por todos lados. Por otro lado, no puedes negar la sensación de alivio que se genera cuando tienes tu casa limpia y en orden.

Los espacios que nos rodean son reflejo de lo que tenemos por dentro. Para muchas personas, deshacerse de cosas es un martirio, pero el apego que generamos a cosas materiales que representan algo en nuestras vidas es uno de los principales obstáculos para sentirnos bien y ligeros. Puede no parecerte evidente, pero si has tratado de perder peso o de mejorar una relación y no has podido, empieza por ordenar tus espacios.

Publicidad

Antes de que vacíes los clósets y los vuelvas a rellenar con lo que tenían porque todo es importante, te recomiendo que leas un libro que para mí se ha vuelto un básico: La magia del orden de Marie Kondo. No te va a llevar mucho tiempo y es muy sencillo de leer.  Si quieres empezar ya a poner orden, te comparto algunos de los tips que para mí son oro para empezar el año nuevo.

 

Ordena y depura por categorías

Comúnmente empezamos por ordenar closets, cajones o recámaras. El problema es que encontramos los mismo artículos en varios lugares de la casa y perdemos dimensión de cuáles son importantes y cuántos tenemos. Para hacer una mejor depuración de las cosas comienza por categorías. Por ejemplo: si empiezas con la ropa, saca toda la ropa que tengas en toda tu casa, busca en todos los cajones y entonces sí depura. Esto evitará que te quedes con más cosas de las necesarias y una vez hecha la limpia, puedas asignarle un lugar.

Empieza por las cosas fáciles

En teoría todo lo que está en nuestra casa es porque tiene una razón de ser… en teoría. Muchas veces nos encontramos guardando cosas inservibles como regalitos que no nos gustan, tickets o libros que no pensamos leer nunca. Lo difícil es enfrentarse con las cosas a las que les tenemos más cariño. Si empiezas con un cajón que tiene cartas o recuerdos, vas a mantener todo tal y como está. Trata de empezar con categorías fáciles como la ropa. De esta manera conforme vayas subiendo a  productos de belleza, libros y artículos personales la inercia de deshacerte de lo que ya no necesitas será más fácil.

Toma el artículo con tus dos manos y pregúntate si te da felicidad.  

Esta para mí es la mejor regla que he escuchado. Guardamos cosas con el pretexto de que nos dan felicidad, pero  ¿realmente lo hacen?. Cuando tengas dudas de deshacerte de algo, tal cual tómalo con las dos manos  y tú solo, sin preguntar a nadie más contesta: “ ¿Esto me da felicidad?”  Verás que el recuerdito de bautizo, el suéter que nunca usas o los apuntes de primaria podrían desaparecer sin afectar tu felicidad. Hace falta valor, pero una vez que lo hagas experimentarás una libertad impensable.

Sigue estas 3 reglas y  te aseguro que comenzarás a disfrutar de un año nuevo y una vida nueva.  No dudes en aplicarlas en todos los espacios en los que te desenvuelvas como tu casa,  oficina como cualquier lugar que te pertenezca y hable de ti.

Denise Vargas
Wellness Coach
Bibe