Razones por las que tus abs no están cambiando a pesar de todo el ejercicio

114
- Publicidad -

1. Estás muy focalizado en los crunches

Sin duda, puedes hacer abdominales hasta que estés azul en la cara, pero eso no te llevará a tener los abs que quieres. De hecho esa es la peor manera de hacer abdominales. Es necesario pensar en grande.

Publicidad

Significado: Tu cuerpo contiene muchos más músculos que lo que los crunches puedan llegar, como los oblicuos internos y externos. Puedes hacer planchas (planks) en su lugar.

Este movimiento involucra a un mayor número de músculos de tu cuerpo.

 

2. No estás llegando a los músculos profundos

Hay un grupo muscular que no se lo suele reconocer lo suficiente: el transverso abdominal (TVA).

Es un músculo muy profundo que actúa como un corsé. Cuando se pone fuerte, ayuda a tirar de tu abdomen como una faja.

Activa tu TVA mediante la incorporación de movimientos compuestos como sentadillas con peso muerto.

 

3. No estás poniendo tu zona posterior en acción

Hay una zona que probablemente no pensaste que tenías que centrarse: la espalda media. (Si necesitas detalles, se trata de sus romboides y trapecio medio.) Mediante el fortalecimiento de estos músculos y estirando el pecho puedes realinear tu postura.

Tener una buena postura te hará lucir más alto y hacerte sentir y lucir más delgado.

 

4. No estás centrándote en la construcción de músculo

Hay una gran cantidad de gente que se mueve demasiado rápido y levanta demasiado poco. Para construir músculo (que es lo necesario para lograr ABS), mantén las pesas pesadas.

Lo que esto significa: Sólo puede realizar de seis a 12 repeticiones hasta el agotamiento. Los periodos de descanso entre las series deben ser de 60 a 90 segundos.

 

5. No has dominado la inclinación de la pelvis

¿Has notado dolores en la zona de la espalda baja cuando estás haciendo ejercicios abdominales? Cuando esto sucede, es porque estás comprometiendo los músculos de  la espalda baja, y no la parte delantera de tu cuerpo.

Si quieres trabajar la parte de los abs, tus caderas deben estar inclinadas hacia delante, para que no haya arco en la espalda. Para mantener la forma apropiada, recuerda esto: inclina la pelvis y empuja la parte baja de la espalda hacia el suelo empujando tu ombligo hacia la columna.

 

6. Solamente haces abs en el #ABSDAY

No debería ser un día de ejercicio por un grupo muscular. En su lugar, centra tu esfuerzo en entrenamientos funcionales donde trabajes todo el cuerpo.

Esto ayuda para aumentar la quema de calorías,  y a que tu cuerpo se mueve de forma natural durante las actividades del día a día.

 

7. Ignoras HIIT (High Intensity Interval Training)

Sí, las carreras cortas pueden ser una tortura. Pero también sirven como un gran quemador de grasa. Intervalos cortos de alta intensidad mezclado con cortos períodos de recuperación activa son la forma más eficaz para quemar más calorías y aumentar tu metabolismo para que tu cuerpo queme más calorías durante todo el día.

Puedes hacer hiit de diferentes maneras, como por ejemplo sprints al aire libre o en la corredora, saltar la cuerda entre las series durante un entrenamiento de fuerza, o incorporar movimientos donde aumenta tu frecuencia cardíaca como saltos en una caja, sentadillas con brinco y el patinador.

 

Tus pulmones pueden que estén ardiendo, pero tus ABS te lo agradecerán.