6 cosas a las que tienes que renunciar si quieres perder peso

5309
- Publicidad -

La prohibición de un alimento

Cada uno tiene una comida chatarra favorita o un alimento que no  puede dejar de comer una vez que empiezas. Pero eliminarla de tu lista de compras para siempre, hará que se incremente tu tentación. Trata de no restringir ningún alimento de tu dieta, ya que se harán más atractivos al prohibirlas. En su lugar, permítete la comida con moderación. Tu sabes tus propios hábitos. Si estás seguro de que vas a comerte una caja entera de galletas, sólo debes comprarte una galleta, evita consumir los productos desde su paquete. Cuando lo vayas a consumir trata de comerlo con conciencia. Disfruta de todos los aspectos el sabor, textura y aroma para sentirte realmente satisfecho.

Publicidad

 

Escatimar sueño

Si alguna vez te has sentido con cara de sueño en tu escritorio y te comiste un croissant entero sin siquiera prestar atención a lo que estabas haciendo, debes saber que tu falta de sueño afecta tus hábitos alimenticios. La pérdida de sueño es el número uno de los culpables que pueden lanzar señales de hambre fuera de control. ¿Las buenas noticias? Este puede ser el hábito más agradable para romper y los beneficios de dormir lo suficiente puede extenderse en todos los aspectos de tu vida.

 

Una dieta extrema

Estás próximo a un fin de semana de boda y sabes que si sólo comes poquito vas a bajar aunque sea 2 kilos. O todos en tu oficina están con jugos detox, y sientes que si tu no lo haces no participas. Resiste la urgencia. Las dietas extremas no son saludables, pero hay más que eso. Los estudios muestran que no funcionan, que alentan tu metabolismo, y hay una realidad vas a ganar todo el peso nuevamente. Definitivamente no es una solución a largo plazo.

 

Consumo excesivo de alcohol

Emborracharse y luego comerte una pizza podría ser un comportamiento asociado con la vida de la universidad, pero eso no quiere decir que te detuviste en los 22 años. El alcohol disminuye las inhibiciones y por lo tanto aumenta la costumbre de comer, para poner freno a esto, la solución es no beber con el estómago vacío y mantener bocados saludables en la nevera para cuando llegues a tu casa y las defensas estén bajas optes por una opción saludable y no te atasques de papas o comida chatarra.

 

Saltarse las comidas

Matemáticas simples, ¿verdad? Si te saltas el almuerzo y la cena como una normalidad, terminas guardando un montón de calorías. Pero no es así como funciona. Su hambre hormona grelina y la saciedad hormonas leptina funcionan mejor cuando se alimenta cada cuatro horas. Si no es así, se van fuera de control y pueden causar que comas en exceso más tarde. Trata de planificar tus comidas antes, especialmente en los días que sabes que vas a estar repleto de reuniones y puede ser que saltes comidas.

 

El consumo de alimentos sin grasa

Recuerda que la grasa no es el malo de la película. Necesitamos grasa para mantenernos llenos y promover la saciedad. La eliminación de grasa de tus comidas te dejará más ansias y hará que comas en exceso más tarde. La eliminación de la grasa de los alimentos como lácteos evita la absorción de importantes vitaminas liposolubles como la A y D y calcio. Trata de consumir alimentos de grasas saludables, como el aguacate, recuerda dejar las galletas, las papas a un costado, sí tienen grasa pero de la no saludable, por lo que hará que aumentes de peso.