Conserje revela quién tuvo la culpa del robo a Kim Kardashian

58
- Publicidad -

Luego de que surgieran diversas especulaciones sobre el polémico episodio que vivió la esposa de Kanye West en su departamento en París, el conserje Abdulrahman, de origen argelino, publicó varios datos que podrían ayudar a la investigación.

El hombre de 39 confesó que las cámaras del lugar no funcionan bien desde hace seis años, que los códigos de seguridad no han sido cambiados desde 2010 y que, por lo general, sólo hay una persona haciendo la guardia de seguridad.

Publicidad

Por si fuera poco, explicó que la cerradura de la puerta del departamento de Kim era demasiado fácil de burlar y mostró un mail que mandó en 2010 reportando a sus jefes que la seguridad del hotel era demasiado baja para el alto perfil que tiene sus habitantes: “Les dije hace años que debían mejorar la seguridad del hotel, sin embargo, no les importó”.

De acuerdo con la policia, la administración del hotel no quiso instalar un poderoso sistema de seguridad llamado “CCTV” porque querían proteger la privacidad de sus clientes y darles la posibilidad de entrar y salir del lugar sin ser grabados.

Respecto a los culpables del asalto, Abdulrahman declaró: “Inmediatamente después de que pasó (el asalto), estaba demasiado enojado, primero culpaba al hotel y actualmente sigo creyendo que ellos son responsables de que esto pasara”.

Al pedirle que narrara lo que sucedió, el conserje dijo: “Estaba sentado en el escritorio, la puerta estaba cerrada, sin embargo, como es de vidrio, pude ver cómo un hombre me pedía que le abriera. Vi a hombres vestidos de policías entonces les dije que abrieran (que estaba abierto), sin embargo, insistieron que yo me parara a abrirles, así que lo hice. Al abrir la puerta, uno de ellos me agarró y me amarró las manos. Los primeros segundos pensé que era un grupo de policías haciendo una intervención por lo que yo sólo les preguntaba qué estaba pasando pero, cuando preguntaron la ubicación de la cámara de seguridad, entendí que se trataba de un robo.”

Nervioso y ansioso, el conserje siguió describiendo: “Primero, me les quedé viendo y uno de ellos se puso muy enojado. Me dijo que mirara hacia el piso y que no volviera a verlo. Repitió: “Jamás vuelvas a verme o te mato”. Vi que dos de ellos tenían pistolas así que seguí sus órdenes”.

 

Por: Paulina Espinosa
Revista Quién