¿Por qué subes y bajas de peso todo el tiempo?

753
- Publicidad -

Espera, que no pesaba menos ayer?

Si bien es posible echarle la culpar a ese sándwich que comiste en el almuerzo, en realidad puede que el aumento se deba a otra razón. Es muy normal que subas y bajes de peso.

Publicidad

Mientras estamos vivos, nuestras células, tejidos y órganos están constantemente intercambiando sustancias con el medio ambiente, lo que hace que se generen esos cambios en tu peso. Puesto que cada uno es diferente, no se puede decir exactamente cuántas libras de la fluctuación del peso es normal, pero es importante tener en cuenta que no estás ganando literalmente kilos de grasa durante la noche.

Ese cambio en tu peso es el resultado de cambios en el sistema de desechos de tu cuerpo y en desplazar los fluidos en los riñones y la vejiga.

Por ejemplo, después de ingerir alimentos salados, el cuerpo retiene más agua para mantener una concentración específica de la sal en el torrente sanguíneo. Ese exceso de agua diluye la sal hasta que se ha limpiado con agua y causa un aumento temporal en el peso corporal. El consumo de alimentos saludables que contienen gran cantidad de H2O, como frutas y verduras, sopas y batidos, también podría causar un alza temporal en la báscula. (por el agua.)

Pero una vez que tu cuerpo procese el agua adicional, su peso va a volver a la normalidad.

La otra cosa importante a tener en cuenta es el momento de mes.Los cambios en la progesterona y otras hormonas que se producen en su cuerpo durante tu ciclo menstrual causa un aumento de peso. Es por eso que puedes sentirte hinchada una semana antes de su período, y un par de días después de que se inicia.

Cosas como estreñimiento o diarrea pueden contribuir a la sensación de hinchazón. Para tener control del asunto y no estresarte te recomendamos que te peses una vez a la semana a la misma hora, a ser posible inmediatamente después de orinar.

Si no te gusta pesarte y te frustra hacerlo hay otros métodos, para tener control de tu cuerpo. Puedes medirte o mantener un ojo en cómo te queda la ropa.

Dicho esto, si usted nota un cambio en el peso, junto con la falta de aliento o hinchazón en las piernas y tobillos, podría indicar condiciones más graves como enfermedad renal o incluso problemas cardíacos.

De lo contrario, ¡deja de ser tan dura contigo misma!