Guía Elle para la CDMX

112
- Publicidad -

1. Un picnic con estilo

En la Casa de Cultura del Bosque de Tlalpan, donde cada domingo encontrarás alimentos directos de sus productores, podrás encontrar queso, pan y frutas exquisitas para armar tu canasta o, quizás, una mochila Maralgui (hecha a base de papel, 100% lavable; maralgui.com). Otra opción para un picnic y otras actividades al aire libre es el parque de los Dínamos , donde no sólo puedes sentarte a comer, sino activarte en sus tirolesas, rappel, visitar los huertos y demás encuentros con la naturaleza.

Publicidad

2. Tours gastronómicos

Rocío Vázquez es una foodie que organiza tours gastronómicos en la ciudad. Su propuesta es impulsar a los comerciantes, mercados y restaurantes fomentando su relación con los viajeros. Los tours son para mexicanos y extranjeros que quieren probar el lado la ciudad a través de la comida. Nuestro tour favorito de la oferta es el “Chaotic markets and the newest restaurant scene” que consiste en visitar mercados tradicionales como el mercado de Jamaica, probar antojos chilangos y concluir la experiencia en un restaurante como Nudo Negro, del chef Daniel Ovadía. Puedes agendar y elegir el tour que más se te antoje en eatlikealocal.com.mx.

3. El nuevo hotspot de la Juárez

La corpulenta fachada porfiriana es el portal de entrada a un espacio que, con su decidida subordinación a las leyes del diseño y a los caprichos del arte, combina a partes iguales nostalgia y vanguardia. Stara, un discreto hotel inaugurado a principios de año en el corazón de la colonia Juárez, se revela como un punto de partida ideal para redescubrir el centro. Habitaciones que se controlan desde una tablet –las luces, la televisión, el ventilador–, un rooftop que mira a los edificios de Reforma con un huerto que alimenta a las cocinas y las barras de la propiedad, y una cuidada selección de piezas de arte (Goeritz, Tamayo y Felguérez son algunos de los nombres que habitan los pasillos) se encuentran con Luna Bistro, su ambicioso restaurante que cambia de menú todos los días, en un edificio que propone un diálogo entre dos épocas.

4. Mucho más que teatro

Bajo la dirección de Felipe del Paso y Chacho Gaytán, MYST (@MY_Sound_Track) es una propuesta que reúne cinco décadas de música en un show al estilo cabaret que se lleva a cabo en el SALA Corona, en la colonia Roma. En un constante hilo rítmico que raya en la genialidad, este recorrido a través del tiempo provoca explotar nuestro talento escondido, cantando y bailando las casi dos horas de concierto. La fiesta no termina cuando cierra el telón: entre drinks y un menú exclusivo del chef Diego Isunza, un DJ se encarga de los ánimos el resto de la noche.

5. Comilona en la Nápoles

Otra propuesta que se suma al drive de mercados urbanos gourmet. A diferencia de la mayoría, Mesa Nápoles pretende un ambiente más casual, sin perder la participación de chefs de la talla de Toño de Livier. En este food hall encontrarás locales como la rosticería Corazón de Pollo y El Castellón, nuevo acierto de los dueños de Blanco Colima. No dejes de visitar el patio interior donde habita Público, el bar de la casa. ¿Su sello? Cerveza mexicana artesanal con opciones como Colimita, Páramo y Ticús.

 

Por: Sasha Gamboa