Ella es la experta que pretende convertir a Hillary Clinton en presidenta

147
- Publicidad -

Además del liderazgo que caracteriza a los grandes mandatarios del mundo, hay ciertos aspectos, como el carisma y la accesibilidad, lo que los convierte en los favoritos del público. Basta con ver la fiebre que ha causado Michelle Obama en los últimos años. Tan solo entre 2010 y 2013 subió su índice de popularidad del 65 al 73 por ciento. ¿La responsable? Kristina Schake, una californiana de 45 años, que tiene muy claro que no hay quién se pueda resistir a un personaje con el que la mayor parte de la población se pueda identificar.

kristina
Kristina Schake y su pareja.

 

Publicidad

Como en un capítulo de Scandal, Kristina Schake orquestó en 2011 al mismísimo estilo de Olivia Pope, una visita “under cover” de la primera dama a una de las tiendas más populares de Estados Unidos; Target. Esa misma tarde, cientos de fotografías de la Sra. Obama intentando pasar desapercibida con una gorra y lentes oscuros, le daban la vuelta al mundo y a su imagen, posicionándola como una persona tan sencilla como cualquier otra. Le siguieron grandes aciertos como su presentación en los Premios Oscar en 2013, su video en YouTube rapendo, su visita al programa de Jimmy Fallon o ¡cómo olvidarla bailando con Ellen DeGeneres al ritmo de Uptown Funk abanderando la lucha contra la obesidad infantil! Kristina convirtió a Michelle en una protagonista de la política estadounidense y uno de los activos más importantes de Barack Obama.

 

Michelle1

 

Hoy, luego de uno los éxitos más grandes de su carrera, Schake se encuentra ante uno de los retos más desafiantes: convertir a una ex Secretaria de Estado en la presidenta del país más poderoso del mundo.

Descrita por el  periodista Ronald Kessler, autor del libro The  First Family Detail, como la peor tarea que se le podía ser asignada a un agente del Servicio Secreto por su actitud imperativa, Hillary Clinton ha decidido apoyarse en la originaria de Sonoma, para cambiar su estrategia de imagen pública  y darle un suave giro a esa figura fuerte y experimentada que había proyectado durante muchos años.

Hillary

El dúo ha marcado la diferencia con una Hillary más sonriente, que no teme abrirse y compartir algunos de sus momentos más íntimos con el pueblo norteamericano. No es casualidad que se haya sumado a la fiebre digital de los throw backs con antiguas fotos de ella y Bill Clinton que prueban su amor o aquella que muestra su lado más tierno como abuela. Además, Hillary es la primera candidata en enfocarse en una generación en especifico, hablándole directamente a los millenials y compartiéndoles todo aquello que ha aprendido de ellos.

hillary2

 

En cuanto su estilo al vestir los cambios también se han hecho presentes. “El estilo de Hillary ha ido evolucionando poco a poco para verse más actual este año”, afirma la experta en imagen, Mónica Bravo. Así, la candidata del partido Demócrata ha sumado a su tradicional guardarropa nuevos colores además del azul y rojo.

hillary3

 

“Últimamente ha combinado su estilo clásico con toques románticos, esto comunica una imagen de una mujer tierna, amorosa y cálida. Sin duda, es un gran acierto ya que los ciudadanos se pueden identificar con mayor facilidad. Esto lo podemos ver en su outfits confeccionados con telas suaves y accesorios muy femeninos como broches”, nos cuenta Sonsoles Sánchez, experta en imagen pública y fundadora de la consultoría UVA.

Será hoy en el primer debate Hillary-Trump cuando veremos qué tal van los esfuerzos de Schake.

hillaryyobama