¿Cómo dividirán Brad y Angelina sus propiedades?

97
- Publicidad -

La semana pasada, la actriz Angelina Jolie dejó boquiabierto al mundo entero al solicitar en un juzgado de Los Ángeles el divorcio de Brad Pitt, citando “diferencias irreconciliables” y planteando la pregunta del millón: cómo se iban a dividir su patrimonio, valorado en 400 millones de dólares (356 millones de euros).

No obstante, parece que esa cuestión no va a dar pie a una batalla legal entre los dos actores pues, según informa el portal TMZ, ambos firmaron un acuerdo prenupcial con el que se repartieron las 12 propiedades que compraron antes de llegar al altar en 2012, siete de las cuales pertenecen a Brad, dos a Angelina y otras tres que adquirieron juntos: un apartamento en Nueva York, una mansión en Nueva Orleans y el viñedo en Francia donde se casaron. Los documentos que ambos firmaron antes de darse el ‘sí quiero’ especifican a quién irán a parar ahora dichos bienes inmobiliarios.

Publicidad

Pero no todo se va a solucionar tan rápidamente tras el fin de la relación de diez años de Angelina y Brad, ya que la actriz ha pedido la custodia física de sus seis hijos -Maddox (15), Pax (12), Zahara (11), Shiloh (10) y los mellizos Vivienne y Knox (8)- solicitando que su ex marido sólo disfrute de visitas programadas, una condición que habría despertado la ira del padre de los pequeños.

Aunque los dos actores están tratando de mantener un perfil discreto durante el proceso de divorcio, se cree que el actor estaría completamente devastado por la decisión de su ex mujer de concluir su matrimonio, que supuestamente lo tomó completamente desprevenido.

“Brad está completamente fuera de sí. Ha estado llorando porque [todo esto] lo ha tomado por sorpresa y con la guardia baja, no tenía ni idea de que ella iba a hacer esto. Angelina presentó los papeles un minuto antes de que se cerrara el juzgado el lunes por la noche. Él ni siquiera tenía un abogado. Ya lo había amenazado con el divorcio en el pasado pero nunca pensó que esta sería la definitiva. Está hecho pedazos. Está muy enfadado pero está completamente centrado en ser de ayuda para asegurarse de que sus hijos superen este trance de la mejor forma posible”, contaba una fuente a Us Weekly.

 

Por: Redacción Revista Quién