Cuando ser blogger y “famoso” no es suficiente para vivir

159
- Publicidad -

¿Alguna vez ha pasado por tus pensamientos abandonar tu trabajo y dedicarte 100% a tu blog?, no, no eres la única que lo ha considerado. Y es que con casos de éxito como el de Chiara Ferragni, Leandra Medine de Man Repeller, o incluso la joven video blogger mexicana conocida como Yuya, quienes viven —y viven muy bien— de las ganancias que les traen sus blogs, resulta fácil dejarnos seducir ante esa idea de dejar la vida de oficina atrás y emprender esa vida de ensueño que promete la labor freelance.

Y aunque los blogs de estilo de vida estén repletos de publicaciones con títulos como “Dejé mi trabajo y le encontré un nuevo sentido a la vida” o “10 claves para trabajar como freelance y vivir como celebridad”, e historias exitosas de bloggers que abandonaron la escuela de leyes o sus aburridos y mal pagados trabajos y se hicieron famosos, no cualquiera lo logra.

Una foto publicada por Nicole Warne (@garypeppergirl) el

Publicidad

El suplemento de moda del periódico El País, S Moda, asegura que “solo un tercio de las y los bloggers viven de sus bitácoras”, el resto se ve forzado a equilibrar su vida laboral como cualquiera de nosotros, con esa vida de viajes, eventos y fiestas que muestra en la red. La versión española de El Huffington Post publicó un artículo escrito por Jo Fraser, autora de un blog de viajes, en el que confiesa que abandonar su trabajo, viajar por el mundo tomándose fotos, y aumentar exponencialmente su número de seguidores solo la llevó a la ruina y a darse cuenta que no es tan fácil, se requiere de una buena inversión económica, un equipo amplio y definitivamente una buena dosis de suerte para poder triunfar en la blogósfera.

Una foto publicada por Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el

Puedes haber superado el primer millón de seguidores, puedes tener invitación asegurada a los eventos más exclusivos de tu ciudad, pero eso no quiere decir que puedas prescindir de tu profesión y dedicarte de lleno a tu “pasatiempo”, no importa si es la moda, los viajes o la decoración.

Una foto publicada por Man Repeller (@manrepeller) el

En el texto de S Moda también se confirma que la publicidad en los sitios web de bloggers como Chiara Ferragni, Leandra Medine y Sussie Bubble representa solamente el 10% o 20% de sus ganancias, la gran mayoría proviene de colaboraciones con proyectos o marcas.

Ahora ya lo sabes, aunque las bloggers consagradas nos hagan creer que hacer tu vida pública te convertirá en una celebridad del internet, se necesita toda una estrategia para poder vivir del narcicismo.