Sigue estos consejos para mejorar tu postura

112
- Publicidad -

¿Recuerdas todas las veces que tu mamá te dijo que te pararas derecha y metieras la panza? Pues aunque no parezca, esto no tiene nada que ver únicamente con la belleza, sino que resulta en una de las maneras más sencillas de mantenerte saludable e ¡incluso vivir más!

En distintos estudios se ha demostrado que las personas con mala postura tienden a sufrir problemas respiratorios y cardiovasculares, así como dificultad para caminar y dolores crónicos de espalda. Así que es momento de hacer caso de aquel consejo de tu infancia y seguir estos consejos para finalmente dejar atrás aquellos dolores y mala postura.

Publicidad

 

1.Aunque tal vez te parezca tonto, es muy efectivo que al caminar imagines que llevas balanceando un libro en la base de tu cabeza. Incluso, si tienes tiempo, puedes practicar realmente este ejercicio durante unos minutos en tu casa, siempre fijándote y siendo consciente sobre cómo es que la posición de tu cuerpo cambia cuando lo haces.

 

2.Una buena alternativa al ejercicio del libro es que imagines que un hilo jala ligeramente de la base de tu cabeza en dirección al cielo. Este ejercicio de visualización te hará mejorar inmediatamente tu postura e incluso parecer más alta.

 

3.¡Practica yoga! Parece que hoy en día la solución a todos nuestros problemas se centra en practicar esta actividad, ¿cierto? Pues aunque no lo creas, los beneficios del yoga van más allá de la relajación; y en este caso, incluso, te ayudarán a fortalecer el centro de tu cuerpo, mejorar tu balance y dejar atrás todos esos dolores crónicos.

 

Yoga-Pose1

 

4.Realiza ejercicios de equilibrio:

Comienza ajustando tu postura mientras te paras cerca de una puerta o pared. Levanta una pierna y dóblala para lograr que tu muslo se encuentre en paralelo con el piso. Sostiene durante veinte segundos e intercambia la pierna; todo sin hacer uso de tus brazos o de modificar la postura para mantener el equilibrio. En vez, si lo necesitas, recárgate ligeramente en la pared.

Realiza constantemente este ejercicio para mejorar tu balance, simetría y control muscular.

 

5.Alinea tu cuerpo:

Coloca tus talones contra la pared y da un ligero paso hacia adelante. Recarga las pompas y hombros en la pared, y empuja tu cabeza para recargarla también. Sin embargo, ten cuidado de no levantar la barbilla; tu cabeza debería poder recargase manteniendo la barbilla en paralelo al suelo. Pero si te cuesta trabajo y aún no puedes hacerlo, no te preocupes, con el tiempo, después de practicar esto diariamente, tu postura irá mejorando considerablemente.

 

6.Nuestros cuerpos naturalmente se encuentran diseñados para mantenerse en movimiento, no para pasar sentados una gran cantidad de horas al día; por lo que si tu trabajo demanda que te encuentres inmóvil durante una gran cantidad de tiempo, es imprescindible que aproximadamente cada hora te levantes y camines un poco alrededor de la oficina, subas algunas escaleras, vayas a rellenar tu vaso con agua o te estires un poco.

Incluso, si te es posible, ¡cambia tu viejo escritorio por uno en el que te sea posible trabajar de pie!

 

meerkat_good_posture

 

7.Si siempre cargas en tu bolsa una gran cantidad de artículos, es posible que ésta sea una de las causas de tu mala postura. Por ello, expertos recomiendan que trates de llevar contigo solamente lo necesario y evites cargar demasiado peso durante largos periodos de tiempo, particularmente si lo haces siempre en el mismo hombro.

 

8.Si encuentras muy difícil recordarte constantemente sobre corregir tu postura, ayúdate de accesorios como almohadas para soporte lumbar, o incluso camisetas y prendas interiores, que te ayuden automáticamente a soportar y corregir tu posición, sobretodo mientras te encuentres sentada.

 

9.En vez de agacharte con la espalda para recoger cosas, siempre hazlo utilizando tu cadera y rodillas. De esta forma evitarás lastimar tu columna utilizando, en vez, las partes de tu cuerpo naturalmente diseñadas para ello.

 

10.Si sufres de algún problema crónico como dolor de columna, problemas con tu equilibrio o sientes tu cuerpo desnivelado, no lo tomes a la ligera y visita a un ortopedista. El consejo experto siempre es el mejor para prevenir y tratar síntomas que pueden llevar a enfermedades graves o simplemente con el fin de mejorar tu calidad de vida.