¿Sufres de ansiedad? Te compartimos estos remedios naturales

502
- Publicidad -

Hoy en día el número de personas que sufren ansiedad es uno grande y creciente; y sabemos a la perfección lo molesto que puede ser que, en medio de un ataque de nervios, la gente te pida que te calmes o tranquilices cuando en muchas de estas ocasiones esto no se encuentra en tus manos ni es tan sencillo. Sin embargo, queremos que sepas que sí es posible recuperarse de un ataque o episodio ligeros de ansiedad sin la necesidad de usar ningún tipo de medicamento ni tratamiento cuyos efectos secundarios muchas veces incluso sobrepasan a sus beneficios. En vez, prueba con estos remedios naturales pero clínicamente comprobados y te aseguramos que lograrás sentirte más tranquila, en paz y lista para seguir adelante sin detener tu vida.

 

Publicidad

Medita

No tienes que ser un gurú de la meditación, el mindfulness o yoga para poder disfrutar de sus beneficios. Si de pronto la ansiedad llega a tu día y no sabes como combatirla, simplemente acuéstate unos minutos sobre tu espalda y coloca tus piernas estiradas contra una pared. Esta pose resulta perfecta para calmar al sistema nervioso y tranquilizar la mente, mientras repara tu cuerpo al llenarlo de un mejor flujo sanguíneo. Mientras lo haces, trata de respirar lenta y rítmicamente, y concéntrate en ello para lograr un estado de meditación simple que te dejará lista para seguir con tu día.

 

Opta por los aceites esenciales

Uno de los remedios naturales más sencillos y eficaces para combatir el stress y los síntomas de ansiedad es el uso de aceites esenciales. Éstos tienen propiedades calmantes que ayudarán a tu mente a llegar a un estado de tranquilidad y serenidad. Elige un aceite esencial de lavanda o rosas y aplica unas gotas en tu nuca y sien, o en tu almohada antes de dormir. Te sentirás mucho mejor.

 

NATALIE-2

 

Respira

¿Cuántas veces en medio de un momento estresante, mientras corres por la ciudad para terminar pendientes o mientras esperas una respuesta a un asunto importante, te das cuenta de que te encuentras aguantando la respiración? Esto es mucho más común de lo que crees, ya que distintos estudios han demostrado que cuando nos encontramos en una situación tensa, no solamente tendemos a respirar rápidamente, sino que en ocasiones incluso dejamos de respirar por segundos. Así que uno de los remedios inmediatos más sencillos para lograr un estado de calma en un momento de tensión es simplemente respirar.

Cualquiera de las dos prácticas que te presentamos a continuación te ayudarán a regresar al momento en un estado de calma y atención plena:

-Siéntate cómodamente mientras tapas tu fosa nasal derecha con tu dedo pulgar derecho e inhala por la fosa izquierda. Cuando estés lista para exhalar, tapa ahora tu fosa nasal izquierda con tu dedo anular y exhala por la fosa derecha. En la misma posición, inhala por la fosa derecha. Ahora cierra de nuevo la fosa derecha con tu pulgar y exhala por la izquierda. Continúa con este patrón hasta que te sientas mucho mejor para seguir con tu día.

-Primero coloca la punta de tu lengua sobre la raíz trasera de tus dientes superiores. Exhala por completo -y fuertemente- por tu boca; ahora ciérrala e inhala por tu nariz durante cuatro segundos. Aguanta la respiración por siete segundos y posteriormente exhala durante ocho segundos por la boca. Repite el ciclo cuatro veces y verás que este tranquilizante natural te hará sentir mucho mejor.

 

Prepara un té

Sabemos que probablemente éste te suene a consejo de abuelita; sin embargo, ¿quién más sabio que ellas?

Si te sientes estresada, preocupada o ansiosa, simplemente prepárate un té natural de manzanilla.

Se ha comprobado que algunos de los componentes encontrados en la Matricaria recutita se unen a los mismos receptores cerebrales que algunos medicamentos como el Valium; así que ésta flor resulta en un remedio súper efectivo y natural para combatir los signos de cualquier stress o preocupaciones.

 

Encima de estos básicos consejos, siempre asegúrate también de llevar una dieta balanceada con suficientes vegetales, frutas y plantas que te aseguren la correcta ingesta de vitaminas que tu cuerpo necesita diariamente para funcionar correctamente y combatir por sí mismo a cualquier síntoma que no te permita vivir feliz y tranquilamente. Recuerda que tu salud siempre es lo más importante.