7 cosas que las damas de honor nunca deben hacer

799
- Publicidad -

1. Tratar de cambiar la elección del vestido. Tal vez puedas dar tu opinión sobre el vestido que la novia ha elegido para que sus damas de honor usen, pero evita tratar de cambiar su decisión o mostrar descontento. En tu boda, tú podrás elegirlo.

2. Dejar que la novia se encargue de todo. Además de pagar por tu vestido, hay muchas otras actividades en las que puedes apoyar a la novia, desde ayudarla con las invitaciones hasta participar en la logística y planeación del evento.

Publicidad

3. Mostrar poco interés. Hay veces en las que nos sentimos obligadas a ser damas de honor cuando en realidad no queremos hacerlo, pero si eres lo suficientemente importante para que ella te haya elegido, agradécelo con una buena actitud y disposición.

4. Tratar de ser el centro de atención. El día de la boda, los novios deben ser el único centro de atención, evita tratar de robar su lugar porque solo demostrarás tu egoísmo.

5. Quejarte sobre tus gastos. Desde que aceptas esta importante labor, debes estar consciente de que tendrás algunos gastos importantes, así que si ya has aceptado, evita quejarte por lo que tienes que pagar.

6. No ayudar a la novia en su gran día. Desde el momento en que aceptas convertirte en su dama de honor, debes reservar en tu agenda el día de la boda en su totalidad, ya que que seguramente necesitará de tu ayuda.

7. Decirle algo negativo sobre su look en el gran día. En las pruebas de maquillaje, peinado y vestidos puedes darle todas las opiniones que creas convenientes, pero el día de su boda deberás guardarte todos los comentarios negativos ya que solo la harán sentir mal.