El triunfo de la sologamia: casarse con uno mismo

179
- Publicidad -

Para muchos la soltería perpetua representa uno de sus peores miedos, para otros no es más que la solución a todos sus problemas amorosos e incluso una nueva forma de encontrar la felicidad. De esta pasión por la soltería surge la sologamia, término que define a aquella persona que decide quedarse soltera toda la vida y encuentra una nueva forma de ser feliz amándose a si mismo, sin la necesidad de tener una pareja.

Pero esto no acaba ahí, hay quienes incluso llegan al punto de casarse consigo mismos porque quieren vivir la experiencia de llegar al altar aunque sin una pareja. Por más extraño que parezca, es una tendencia que se ha popularizado en los últimos años; la primera en hacerlo fue Grace Gelder, quien reveló al diario británico The Guardian que después de viajar por el mundo y meditar sobre su vida después de haber estado 6 años soltera, se le ocurrió casarse consigo misma al escuchar la canción Isobel de Björk, que dice: “my name Isobel, married to myself” (mi nombre Isabel, casada conmigo misma).

Publicidad

Grace ha estado “casada” con ella misma por un par de años, y aunque de vez en cuando sale con algunas personas sabe que no llegará a tener una relación seria. Ella no es la única, una mujer en Texas llamada Yasmin Eleby se casó con ella misma en 2015 cuando llegó a la edad límite que se había planteado para encontrar pareja; Nadine Schweigert también lo hizo después de haber tenido una vida difícil, y Sophie Tanner lo consideró una especie de ceremonia de cambio de estilo de vida.

¿Lo curioso? Todos los casos de sologamia que se han presentado en el mundo, o al menos los que ha salido a la luz, son mujeres; ¿será este un resultado del feminismo?

En este mundo hay de todo, y para aquellos tentados a “vivir feliz por siempre” en soledad, existen compañías como Solo Wedding en Japón y I Married Me en Estados Unidos que ofrecen props de autocompromiso y todo lo necesario para una boda de este tipo.