Las 10 razones por las que perdemos interés en ellos

102
- Publicidad -

1. Egocéntrico: Quiere hablar todo el tiempo de lo que hace, de sus amigos, de sus planes, y básicamente sólo de él y nunca de ti. Es fácil darse cuenta que es un hombre egocéntrico cuando de pronto notas que no sabe nada sobre ti, y suele ser él quien elige el plan para la cita a su gusto o trata de convencerte de hacer  lo que él quiere.

2. Planes de vida distintos: En sus planes a futuro no existe ni una sola coincidencia; uno quiere formar una familia y el otro ni en sueños, uno planea vivir en el extranjero y otro no podría separarse de su familia por más de un mes, uno desea viajar por el mundo entero y el otro tiene pánico a los aviones… Es mejor alejarse antes de empezar a tener problemas.

Publicidad

3. Personalidades distintas: Tal vez a simple vista no parece un problema, pero el hecho de que uno sea introvertido y el otro extrovertido, o uno radical y el otro conservador, puede comenzar a crear problemas desde etapas tempranas de la relación no solo entre ustedes, sino en su círculo de amigos.

4. Amistades incompatibles: Ser la peor enemiga de sus amigos, o viceversa, acabará por crear problemas entre ustedes.

5. Malos tratos: Lejos de ser un caballero, es un patán en extremo.

6. Poca seriedad: O mejor conocido como un “player” en extremo, mientras sale contigo sale con otras mujeres, y parece que nunca te tomará en serio (o a ninguna de ellas). ¡Aléjate!

7. Demasiado misterioso: Sólo quiere hablar de ti y evita al máximo dar cualquier pista de su vida privada, laboral, o familiar. Tanto misterio solo puede causar en nosotras una terrible desconfianza difícil de superar.

8. Machista: Es el típico macho que disfruta dar órdenes y ser atendido por una mujer.

9. Controlador: Quiere tener el control sobre cada uno de los movimientos que haces, saber dónde, con quién y qué haces las 24 horas.

10. Tacaño: Invitarte a cenar o sorprenderte con un regalo no está nunca entre sus planes, y de hecho hay veces en las que tiene que pedirte dinero para la gasolina o prefiere quedarse a cenar en casa antes que paga la cuenta en un restaurante.