La verdad sobre los mitos más comunes del matrimonio

221
- Publicidad -

1. Mito: “Hay una edad en la que debes casarte”

Realidad: No importa si son 25, 30 o 35 años, o si te lo dijo tu mamá, lo dicen tus amigas o lo leíste en un artículo de tu revista preferida. No existe la edad perfecta para casarte, cada quien es libre de elegir su futuro y tomar una de las decisiones más importantes de su vida. Aunque haya estudios que aseguren que si te casas a cierta edad, no existen las verdades absolutas en esta materia.

Publicidad

 

2. Mito: “Tener hijos hará tu matrimonio más fuerte”

Realidad: Hay dos casos, el primero —y la más deseable— es que todo en tu matrimonio vaya perfecto, y que el anuncio de la llegada de un hijo haga que tu pareja y tú no quepan de la emoción. Pero el segundo caso no es tan bueno como el otro, y es que puede suceder que tu pareja y tú comiencen a tener problemas imposibles de resolver, y un hijo nunca será la solución; recuerda que la comunicación es esencial, y esto no tiene que ver con nadie más que ustedes dos.

 

3. Mito: “Al casarse tendrán los mismos intereses”

Realidad: Además de una pareja, son dos individuos con gustos y pasatiempos diferentes, y aunque el hecho de ser una pareja puede provocar que disfruten hacer juntos ciertas cosas, es esencial que no dejen de hacer las actividades que les gustan por separado.

 

4. Mito: “Las parejas casadas tienen menos sexo”

Realidad: No hay nada más falso que eso. Un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Indiana, analizó a algunas parejas, y confirmó que el 18% de los matrimonios no había tenido relaciones sexuales en el último año, a comparación del 61% de los solteros que no lo habían hecho.

 

5. Mito: “Los suegros son personas difíciles”

Realidad: Este mito puede ser cierto, pero es solo cuestión de suerte. Y este mito nos lleva al siguiente.

 

6. Mito: “Te casas con tu pareja, no con tu familia”

Realidad: A menos que tu pareja esté dispuesta a separarse por completo de su familia después de la boda, habrá ocasiones en las que tengas que convivir con su familia e incluso escuchar algunos consejos de su parte. Si desde su noviazgo has tenido problemas con ellos, o viceversa, tal vez querrás aclarar los términos de la situación antes de llegar al altar.

 

7. Mito: “Deben convivir antes de casarse”

Realidad: Aunque es un buen ejercicio para que ambos conozcan más a profundidad sus hábitos, no es algo que garantice una relación exitosa. Es una decisión personal, y ninguno de los dos debe sentirse presionado para hacerlo.