Los 8 errores que debes evitar el día de tu boda   

157
- Publicidad -

En el día más importante de tu vida lo que más quieres es verte deslumbrante, te contamos qué es lo que no debes hacer para que así sea.

Accesorios llamativos: ¡prohibidos!

Publicidad

La elegancia va de la mano con la sencillez, así que evita los aretes muy largos o toscos, las pulseras, el reloj y los collares de colores muy llamativos. Y por supuesto, nada de anillos mas que el de compromiso.

Maquillaje cargado

Sabemos que tu maquillaje debe ser más cargado de lo normal para que se note en las fotografías y puedas destacar en tu gran día. Pero de lo que no se trata es de llenarte de capas. Tu maquillaje debe ser natural, independientemente del tono que elijas.

Uñas larguísimas

Las uñas deben verse naturales, no artificiales, por eso recomendamos un tamaño mediano y un tono neutro. Café claro, beige, o el clásico French.

Lentes de armazón

Por más bonitos que estén tus lentes, lo sentimos, pero en tu boda no están permitidos. Aunque sea solo por un día, opta por usar lentes de contacto.

La delgada línea entre femenina y vulgar

Es tu boda y por lo tanto tú eres el centro de atención. No hay necesidad de usar escotes enormes, grandes aberturas que no dejan nada a la imaginación, vestidos pegadísimos o grandes talles transparentes. Recuerda que no estás buscando verte provocativa.

No cubras tu vestido

Nos tardamos tanto en encontrar el vestido perfecto, que cualquier prenda encima de él, simplemente lo arruinaría. Si sabes que va a hacer frío el día de tu boda, opta por comprar un vestido de manga larga. Se trata de lucir tu vestido, así que cubrirlo no es una opción, ni aunque estés temblando.

Por hoy, puedes decirle no a la bolsa

Por más que combine, usar una bolsa o cartera el día de tu boda es un error. Claro que debes llevar un kit nupcial, pero puedes dárselo a tu mama, a tu mejor amiga, o a quién tu decidas para que te lo guarde y tu no tengas que preocuparte por nada más que pasarla bien.

Cómoda ante todo

El velo es maravilloso y nos encanta, lúcelo durante la ceremonia y para las fotos. Pero al llegar a la recepción, despídete de él.