Métodos infalibles para superar a tu ex

375
- Publicidad -

Si cada vez que ves la película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, deseas que existiera un método para borrar, literalmente, todo recuerdo de tu ex en tu memoria, tenemos buenas noticias para ti. Y es que este es un tema que la ciencia ha explorado a fondo, tal vez no con el objetivo de olvidar relaciones terminadas, pero si para encontrar la forma en que los seres humanos podamos “borrar” recuerdos dolorosos o hasta traumáticos.

Existen miles de estudios que han explorado esta temática, pero nosotros te hablaremos de tres técnicas con las que, según Psychology Today, se ha comprobado que será más fácil deshacerte de esos recuerdos que sólo te traen tristeza y enojo.

Publicidad

 

1. Encuentra un modelo a seguir. La ciencia ha demostrado que somos capaces de captar la fuerza de voluntad de personas a las que admiramos, ya sea un familiar, un conocido, o cualquier persona a la que veamos como un ideal. Lo que debes hacer es buscar un modelo a seguir de una persona fuerte que ha superado a una pareja del pasado, no importa si es tu hermana o Beyoncé, el caso es que intentes ser como ella (en ese aspecto) y sigas sus pasos para cambiar de página en su vida.

 

2. Encuentra una nueva adicción. Si revisar las redes sociales de tu ex con frecuencia se ha convertido en una obsesión para ti, debes encontrar una nueva obsesión para reemplazar esta. Pero ojo, una buena relación no es lo más recomendable, ya que tu mente y sentimientos necesitan tiempo para descansar. Prepárate para correr una carrera, abre un blog, escribe una novela, aprende un idioma… busca actividades que te mantengan ocupada y que se conviertan en tu nueva (y sana) obsesión.

 

3. No podrás sacarlo del todo. Lamentablemente no hay forma de borrar la memoria, pero curiosamente mientras más trates de olvidarlo, más regresará a ti. ¿Cómo? En psicología se habla del “efecto oso blanco” y se refiere a que cuando se le dice a una persona que no piense en un oso blanco, inevitablemente aparecerá en su mente. Lo que este experimento intenta demostrar es que es imposible reprimir los pensamientos, pero cuando menos te des cuenta, estos desaparecerán.