8 Formas de ahorrar en tu boda

67
- Publicidad -

1. Planea con tiempo. Mientras más cerca esté la fecha, más altos podrían ser los costos de los servicios; además, la necesidad por conseguir lo que quieres, puede llevarte a no hacer búsquedas exhaustivas y contratar o comprar lo primero que se te ponga en frente, desde un vestido hasta el catering o el salón. Tómate el tiempo necesario.

2. Contrata un wedding planner. Probablemente estás pensando: ¿Por qué tengo que pagarle a alguien por algo que puedo hacer yo misma? Pero un wedding planner no sólo se encarga de organizar tu boda, sino que tiene la obligación de respetar el presupuesto que le des y conseguir lo más aproximado a tus deseos, así que definitivamente podría ser muy util.

Publicidad

3. Olvídate de la temporada alta. También hay una temporada alta en bodas en la que tanto la demanda como los precios aumentan, se extiende desde el mes de Marzo hasta Septiembre, además de fechas como San Valentín y otros días feriados de descano.

4. Reduce tu lista de invitados. A partir de tres sencillas preguntas, puedes darte cuenta de qué tan necesario es invitar a una persona de la que no estás tan segura a tu boda: ¿La has visto en el último año?, ¿Has pasado tiempo con esa persona fuera del trabajo?, ¿Crees que te invitaría a su boda?, si contestaste que no a cualquiera de esas preguntas, entonces tal vez no sea necesario invitarlos.

5. Cambia tus invitaciones. Estamos en una era en la que todo es digital, ¿qué te parece si en lugar de mandar a hacer cientos de invitaciones que acabarán en la basura las mandas por e-mail? Antes de que digas que no, piensa todas las posibilidades que existen, podrías hacer un video súper cool con todos los detalles del evento.

6. Haz una mesa de dulces DIY. No necesitas tener una mesa de postres ultra elegante, tus invitados estarán más que felices con una mesa de dulces que tu misma puedes armar con recipientes de vidrio, canastas y papeles de colores.

7. No repartas programas ni menús. La mayoría de los invitados no lo aprecia y pueden llegar a ser costosos, además de volverse contaminantes al ser desechados. Si lo crees necesario, pon solo uno o dos menús por mesa.

8. Limita la barra libre. Dejar las botellas sobre las mesas para que tus invitados se sirvan por su propia cuenta, puede hacer que las bebidas alcohólicas se esfumen rápidamente. Es mejor que los meseros se encarguen de ello, así tus invitados tardarán más tiempo en consumir la siguiente copa.