10 razones que te harán sentir como en un episodio de Gossip Girl en Nueva York

148
- Publicidad -

Todos vimos la famosa serie que nos hizo creer en la vida fabulosa de la élite en Manhattan, sin embargo nunca creímos que a pesar de ser una vida tan extrema y fuera de la realidad podíamos sentir que recapitulando algunas de las aventuras de estos chicos neoyorkinos.

 

Publicidad

1.     Cuando pides un Uber XL. Normalmente veíamos como pasaban a recoger a estos chicos en sus limusinas privadas con chofer a donde quiera que fueran. Nuestra realidad no es tan lejana a ello, no hay mucha diferencia entre eso y un Uber, pues con los precios que tiene es accesible para todos, y saliendo de las fiestas en Manhattan siempre tenemos a un buen amigo esperando por nosotros en un auto negro.

2.     Cuando vas a The Box. ¿Recuerdas el club que adquirió Chuck Bass para hacer negocios y el episodio épico en el que Blair baila exóticamente para él? Pues no hay nada lejos de la realidad, ese lugar existe y se llama The Box. Se encuentra en Lower East Side y así como sucedía en la serie, en este club hay shows y performances eróticos, solo apto para las más atrevidas. Es divertido y si estas celebrando con tus amigos seguramente la pasaras bien al estilo Bass.

3.     Cuando pides medicamentos a tu familia o amigos. ¿Recuerdas a Jenny Humphrey vendiendo drogas? Bueno el asunto no es así de cercano, pero cada vez que necesitas medicinas específicas que no quieres comprar aquí porque son muy caras y se las pides a alguien, resulta que tus amigos también quieren algo. Entonces a la hora de entregar te sientes Jenny distribuyendo sus productos, solo que los tuyos son con buena causa.

4.     Cuando visitas a un amigo que vive en Brooklyn. Llegar a Williamsburg y entrar a esos departamentos con la pared de ladrillos, decorados con muebles vintage con un toque cool, llenos de libros y decoración retro en un loft bodega restaurada. Es como si visitaras a Daniel Humphrey. No hay nada como un departamento alejado de la realidad de Manhattan.

5.     Cuando te sientas en las escaleras del Met. Sabes que esas escaleras eran propiedad de Blair y sus secuaces, era donde se sentaban a planear sus próximos eventos. Te sientas ahí y mientas planeas tu noche, sientes esa sensación de ser una más del clan Waldorf.

6.     Cuando visitas a tus amigos en Manhattan. Cada vez que entras al edificio de tus amigos te recibe un doorman de origen polaco, ucraniano o rumano. Tal cual como el doorman de casa de Serena. Al final, todos tenemos a un amigo en la entrada.

7.     Cuando vas a la playa. Sus idas a los Hamptons en el verano no son nada distintas a tus visitas a Montauk o Long Island. Aunque ellos iban a mansiones llenas de lujos, tú vas y rentas un airbnb y disfrutas exactamente igual, ¡de todos modos la playa es la misma!

8.     Cuando vas al Polo match de Vue de Clicquot. Como cuando Serena se sube al caballo y se liga al jugador/modelo de Ralph Lauren. Tú por lo menos vas a y disfrutas de un buen taco de ojo.

9.     Cuando vas a una mascarade party. ¿Recuerdas cuando ellos bailaban con antifaces en fiestas de gala sin saber quién era quién? Eso pasa de hecho en Queen of the Night, fiestas de Babel y Sleep No More.

10.  Cuando salen con gente de la realeza o celebridades. Siempre que sales de fiesta o algún bar cuando menos lo esperas, te encuentras a tu artista favorito. Eso es algo que eventualmente te va a pasar si aún no te sucede, y algunas ocasiones acaban siendo mejores amigos, (por lo menos ese día).

 

Por: María Fernanda Lavalle