La depresión ¿se hereda?

152
- Publicidad -

Pues si bien la depresión tiene un componente hereditario esto no es un factor determinante. Es cierto que una de las causas de la depresión puede ser un desequilibrio de los químicos en el cerebro como la serotonina o norepinefrina.  Aunque esto se puede heredar, hay maneras de contrarrestarlo como evitar detonantes tales como la adicción al alcohol u otras sustancias o practicar un deporte como parte vital de tu rutina diaria

Curiosamente tu entorno familiar puede ser un gran factor de riesgo a la hora de sufrir depresión.  Me refiero a la  forma de  pensar, sentir y actuar de ésta.  De la familia también heredamos nuestra manera de ver el mundo; aprendemos a asociar eventos con emociones positivas, a extraer el lado positivo o dulce de todo o, por el contrario, el lado negativo o amargo a todo. Si tus padres tienen una visión negativa de la vida, si desde niño te hacen pensar que tu vida no depende de ti mismo y eres víctima de las circunstancias. Ante cualquier evento desafortunado es más probable que tomes una postura derrotista y que un obstáculo en tu vida se convierta en un agujero difícil de salir.

Publicidad

Sin ser conscientes, de nuestros padres heredamos las  creencias y la manera de ver la vida y las interiorizamos como nuestras. El gusto por la vida es como el sentido del paladar, se desarrolla. Podríamos decir que hay familias que tienen desarrollado el gusto por lo amargo y no por el resto de los sabores, por lo que de la mayoría de sus experiencias van a buscar la parte amarga o desagradable. Por ende, en familias vitalistas y positivas es mayor la probabilidad de tener hijos más felices. Si eres de esas mujeres que has nacido en una familia con una tendencia mayor a ver el lado amargo de la vida, ser consciente de ello te puede ayudar a prevenir esa tendencia familiar. Cuestiona todas ideas negativas, victimistas que sientes como tuyas, rétalas y sustitúyelas por ideas que te den un mayor empoderamiento de tu vida.  Si se te hace difícil hacerlo sola y si sabes que hay antecedentes familiares de depresión, no olvides que acudir anticipadamente a un psicólogo puede prevenirte mucho sufrimiento en el futuro.