Ni skinny ni plus-size, esta modelo se acepta tal y como es

159
- Publicidad -

Esta joven de 25 años ha ganado popularidad en redes sociales al compartir sus fotografías sin retoque, demostrando que tener celulitis, estrías y una cadera ancha no son limitantes para cumplir su sueño de ser modelo. Una de las fotos que más causó controversia es una donde muestra la diferencia que puede hacer una simple postura: “Con espacio entre los muslos o sin él, qué importa. Todos queremos diferentes cosas, y así debería ser porque todos somos diferentes (…) Siempre recuerda que las redes sociales no son la vida real, nunca dejes que las fotos de nadie te hagan sentir insegura de ti misma”.

Publicidad

 

Iska siempre soñó con ser modelo, y desde muy joven comenzó a posar en diferentes campañas y shootings para revistas convirtiéndose en una de las más buscadas de su agencia. Pero con el tiempo, la pubertad fue definiendo su figura y comenzó a tener más curvas, por lo que se enfrentó al rechazo de una industria que exige una talla 0 para triunfar. La joven decidió no darse por vencida y acudió a algunas agencias de modelos plus-size, donde también la rechazaron al no tener la talla adecuada para ser considerada modelo de tallas grandes.

Al no encontrar un lugar en el mundo del modelaje para ella, Iska creó un nicho propio y se convirtió en una modelo de ropa interior de talla regular, ni skinny ni plus-size; y fue justo esa confianza en si misma y el amor por su cuerpo lo que la ayudó a triunfar y conseguir un contrato con Aerie en el que muestra su cuerpo tal y como es, sin ningún retoque.

aerie-1024
Aerie